Accidentes de tránsito en Nicaragua dan tregua a aseguradoras

La Siboif indican que las aseguradoras por siniestros vehiculares desembolsaron 691.65 millones de córdobas, cuando en el 2016 fueron 731.9 millones de córdobas.

Así quedó el taxi tras el choque contra un camión en la salida de Chichigalpa. LAPRENSA/S. Martinez

El sector asegurador recibió en 2017 un respiro, porque por primera vez en cinco años el pago por daños a vehículos involucrados en accidentes de tránsito registró una reducción de cinco por ciento, según datos estadísticos de la Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras (Siboif).

Este alivio ocurrió a pesar de que las cifras de la Policía Nacional de Tránsito hasta septiembre del año pasado reflejaban que había un aumento de 7.6 por ciento en el número de accidentes en relación con similar período de 2016. Aún no se publican las estadísticas de cierre de año.

En términos absolutos, la Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional (DSTN), de la Policía Nacional, hasta septiembre tenía registrado 32,432 accidentes de tránsito, mientras que en el mismo período de 2016 eran 30,130.

No obstante, las cifras de la Siboif indican que las aseguradoras por siniestros vehiculares desembolsaron 691.65 millones de córdobas, cuando en el 2016 fueron 731.9 millones de córdobas.

Lea además: ¿Por qué el Gobierno ahora oculta su meta de recaudación por multas de tránsito en 2018?

¿A qué se debe este alivio para las aseguradoras que en años pasados registraron aumentos de más del 15 por ciento anual en el pago por accidentes de tránsito?

Giancarlo Braccio, gerente general de Assa, afirma que la disminución de la siniestralidad se debe de alguna manera a las políticas de prevención que la Policía ha impulsado en las carreteras, lo que ha tenido resultados positivos.

Braccio sostuvo que si bien hubo más accidentes de tránsito en el 2017, los automotores involucrados en los incidentes tuvieron menores niveles de daños, es decir, fueron accidentes menos violentos. Fueron “menos severos y si la siniestralidad baja, es que hubo un crecimiento de primas en conjunto con el seguro obligatorio y el daño propio”.

Castigan a reincidentes

“Creo que la siniestralidad va a ir bajando conforme se vaya montando la central de información de Anapri (Asociación Nicaragüense de Aseguradoras Privadas), donde vamos a reportar a la gente que tiene siniestros frecuentes y conforme las compañías comiencen a monitorear a quién darle un seguro y si es recurrente en su siniestralidad hay que castigarlos y en esa medida la siniestralidad se va a reducir”, agregó Braccio.

A pesar de que cada año aumenta el número de accidentes de tránsito así como las personas fallecidas y lesionadas, para este año, según el plan de seguridad vial de la Policía Nacional, los planes especiales de seguridad vial para prevenir accidentes de tránsito, como su asignación presupuestaria, van a disminuir.

¿Más restrictivos en pagos?

Ernesto Rodríguez Muñoz es corredor de seguros y presidente de la Asociación Nicaragüense de Agentes Productores de Seguros (Anaps) y explica que otra de las posibles razones de la disminución de la siniestralidad se debe a las políticas que están tomando las compañías para pagar los seguros.

“Si analizamos los datos de los siniestros, no hay mucha diferencia, no es que haya disminuido la cantidad de accidentes, entonces es difícil que vaya a bajar (la siniestralidad), no tiene una lógica para nosotros. Puede ser que las compañías los esté (a los vehículos dañados) mandando a sus talleres, en sus talleres negocian una tarifa más baja o puede ser que estén siendo más restrictivos, si el cliente no cumple con un requisito”, dijo.

Rodríguez comentó que ahora cada vez se está tomando en cuenta la siniestralidad de los vehículos, pues “si un vehículo chocó este año, el otro año que le toca renovar su seguro le aplican un recargo de mala experiencia, esos recargos van afectando más la tarifa”.

Ante la elevada tasa de accidentes en Nicaragua, en 2016 las aseguradoras aplicaron un aumento en sus primas de vehículos, que la Asociación Nicaragüense de Distribuidores de Vehículos Automotores calculó en 15 por ciento en promedio, principalmente en el segmento de autos compactos.

En su momento, la Asociación Nicaragüense de Aseguradoras Privadas (Anapri) dijo que ese ajuste en el precio del seguro vehicular o prima se debía a que los talleres adonde enviaban los vehículos para su reparación subieron hasta en 30 por ciento los precios de los repuestos.

¿Venden más primas?

Asimismo en la contratación de nuevos seguros o primas de automóviles en 2017 las compañías de seguros terminaron con 1,560 millones de córdobas, mientras que en el 2016 fue de 1,407 millones de córdobas.

Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor, manifestó que resulta extraño que la siniestralidad baje y las primas aumenten, más cuando los accidentes aumentan cada año, porque la prevención no ha dado el resultado esperado.

Lea también: Presentan iniciativa para creación de Tribunal Nacional de Tránsito

López indicó que es necesario que se revise el sector, porque si las aseguradoras han pagado menos por el siniestro de automóviles, eso podría significar que muchas personas que conducen andan sin seguro o con seguro vencido.
“Los datos que presentan no coinciden con la realidad, eso debe analizarse”, dijo.

Giancarlo Braccio, gerente general de Assa, dijo, sin embargo, que el crecimiento del año pasado no fue significativo comparado con años pasados. “Sí creció a pesar de que las ventas de automóviles nuevos bajaron, es decir, que hay gente que se está asegurando y comprando autos nuevos, acordarte que bajaron las venta, pero no significa que retrocedió en índice de venta, bajaron la venta en exceptivas, pero hubo siempre un crecimiento en las ventas”, afirmó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: