«Regalo» de Daniel Ortega le costó 10 millones de córdobas a la Alcaldía de Niquinohomo

El exalcalde de Niquinohomo dijo que proyecto de calles sería del Ejecutivo, pero deuda municipal es de 10 millones de córdobas

Cuatro cuadras asfaltadas con concreto hidráulico le costaron 10 millones de córdobas a los ciudadanos de Niquinohomo (Masaya). LA PRENSA/Cortesía

Cuatro cuadras asfaltadas con concreto hidráulico le costaron 10 millones de córdobas a los ciudadanos de Niquinohomo (Masaya). LA PRENSA/Cortesía

El exalcalde sandinista de Niquinohomo, Marlon Muñoz Sandino, anunció en enero de 2016 la implementación del proyecto “Calles para el pueblo”, el que aseguró no iba a tener costo para el municipio, porque era “un regalo del Gobierno central”; sin embargo, la obra de 10 millones de córdobas apareció reflejada como deuda en el presupuesto 2018 de esa comuna.

LA PRENSA intentó conocer la posición de Muñoz sobre esta deuda, pero sus números de celular estuvieron apagados.

El exconcejal opositor y miembro del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), Alfredo Pérez Canelo, quien fue testigo de la afirmación de Muñoz durante una sesión municipal, tuvo acceso al Plan de Inversión Anual (PIA) de Niquinohomo 2018, donde se ve reflejada la deuda con el Banco Corporativo SA (Bancorp), institución financiera que maneja los fondos de la cooperación venezolana. El PIA también detalla que el costo de la obra también incluye un millón de córdobas en concepto de intereses.

Pérez criticó la demagogia del gobierno de Daniel Ortega que, según él, quiere hacer creer que las mejoras a la ciudad es obra de su bondad, pero “ahora nos están cobrando”.

Retiro de cooperación

El exdiputado y político opositor Eliseo Núñez Morales explicó que todo lo que antes era cooperación venezolana se está transfiriendo al presupuesto nacional, y en este caso al presupuesto municipal.

Lea además: Cooperación venezolana cae el 61 % en el primer semestre de 2017

“Una de las primeras cosas que se transfirió a deuda pública (a nivel nacional) fue el subsidio eléctrico. Tampoco es extraño que sea el Bancorp, porque si recordás, la deuda del subsidio eléctrico fue con Caruna y Bancorp es el heredero de Caruna (Caja Rural Nacional, cooperativa sandinista)”, manifestó Núñez.

El exdiputado advirtió que la demagogia de Ortega —de prometer lo que no puede cumplir— tiene un “límite”, así como tuvo un límite la cooperación venezolana.

El banco del Alba

El Banco Corporativo SA (Bancorp) administra los fondos de la cooperación venezolana, que son manejados de manera discrecional por la familia presidencial Ortega-Murillo. La ayuda venezolana es canalizada a través de la sociedad anónima Alba de Nicaragua SA, propiedad en el 51 por ciento de las acciones de PDVSA y representada en el país por el tesorero del FSLN, Francisco López Centeno.

La obra inició en 2016.

Se trata de fondos que fueron manejados como un presupuesto paralelo al Estado de Nicaragua. Entre 2008 y 2015, Venezuela dio 3,612.7 millones de dólares en el marco de un acuerdo petrolero concesional. La crisis política y económica venezolana han provocado la reducción de la ayuda al país. Entre enero y junio de 2017, sumó 21.1 millones de dólares, es decir 33.1 millones de dólares menos en comparación con el mismo período de 2016, según el informe de cooperación externa de Nicaragua.

A nivel internacional, mientras tanto, el régimen de Maduro luce cada vez más aislado y en Estados Unidos las operaciones de PDVSA son investigadas oficialmente.

El recorte de los proyectos sociales

El reporte de Cooperación Oficial Externa del Banco Central de Nicaragua, cortado hasta la primera mitad de 2017, refleja que de los 23 proyectos que en años pasados se financiaron con la cooperación venezolana, cuatro han dejado de recibir fondos y los restantes han sufrido recortes significativos.

Lea también: Caída de cooperación venezolana golpea duro a proyectos en Nicaragua

Los proyectos sociales que ya no recibieron financiamiento venezolano están relacionados con salud, agua y saneamiento, subsidio al transporte (tarifa social y transporte colectivo) y el bono solidario (incluye el bono del adulto mayor).

También reportan una drástica reducción los proyectos de soberanía y seguridad alimentaria y nutricional; infraestructura urbana y rural; asistencia humanitaria; infraestructura habitacional; así como educación, cultura y recreación.

Agasajan a “la familia”

El proyecto de concreto hidráulico para las calles ubicadas en las inmediaciones del parque central de Niquinohomo fue anunciado en 2016, en el marco de la conmemoración de la muerte del general Augusto C. Sandino, ocurrida el 21 de febrero de 1934.

La obra estuvo lista para recibir al presidente designado Daniel Ortega y a su esposa y vicepresidenta designada, Rosario Murillo.

El exconcejal Alfredo Pérez Canelo dijo que cada vez que Ortega y su esposa llegan a la ciudad, “tienen que reparar las calles por donde entran, pasan y salen ellos”, que son aproximadamente cuatro cuadras.

La actual alcaldesa de Niquinohomo es Martha Janneth Pérez, del gobernante Frente Sandinista.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: