La responsabilidad del salario mínimo

Desde la primera quincena de enero, alrededor de 118,500 trabajadores en zona franca ya recibieron sus salarios ajustados con el incremento del 8.25% para el año 2018.

San Juan del Sur, turismo

El pasado 15 de febrero presentamos ante la ministra del Trabajo la propuesta oficial del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) del porcentaje de incremento del salario mínimo para el período marzo 2018-febrero 2019.

Como antecedente necesario a nuestra propuesta, debo referirme al acuerdo que en junio del 2017 alcanzamos para el sector de zona franca, el cual establece un incremento al salario mínimo para sus trabajadores de 8.25% para el período 2018-2022; el cual ya entró en vigor a partir del 1 de enero de este año.

De hecho, desde la primera quincena de enero, alrededor de 118,500 trabajadores en zona franca ya recibieron sus salarios ajustados con el incremento del 8.25% para el año 2018.

Ese acuerdo es uno de los logros más importantes que hemos tenido en los últimos años en el ámbito del diálogo social, siendo este el cuarto acuerdo multianual tripartito consecutivo desde el año 2009 para los trabajadores de ese importante sector formal de nuestra economía.

Con este acuerdo pretendemos darle predictibilidad y confianza a uno de los mayores sectores generadores de empleo formal del país en un entorno internacional cada vez más competitivo.

Los productos que se generan en zona franca son vendidos en su mayoría en el mercado estadounidense o como insumos de productos que terminan vendiéndose en ese mismo mercado.

El tema de costos es crucial para seguir compitiendo en la atracción de nuevas inversiones o evitar que se nos vaya inversión que ya está en el país a otros países de la región centroamericana o de México, que hoy es un factor a tomar en cuenta porque se ha vuelto muy favorable invertir en ese país por la depreciación de su moneda, su bajo salario y su productividad.

En ese contexto, cabe señalar, que el sector de zona franca ha sido el mayor generador de empleos formales en los últimos años. Pero no solo eso, sino que el sector está generando fuentes de empleo a lo largo del país, incluyendo la región del pacífico, Sébaco, Estelí, Madriz, Nueva Segovia, El Rama y Kukra Hill.

Asimismo, esta actividad económica, con cifras del año 2016, representó en el total de actividades privadas con el mayor número de trabajadores cotizando en el INSS durante las 52 semanas del año, con un 26.7% del total. Es decir, no solo genera nuevo empleo formal, sino que lo hace durante todo el año. Le siguió el sector comercial con el 16.5%.

Resalto lo anterior para entender la responsabilidad de la negociación del salario mínimo con relación a seguir empujando o no ese camino. Y en el sector de zona franca se ha actuado con responsabilidad.

¿Por qué hago hincapié en esta responsabilidad?

Porque la vigente ley del salario mínimo establece que la Comisión Nacional del Salario Mínimo tiene como atribución, conforme su artículo 8, literal e, “Reajustar de forma automática el salario mínimo sobre la base de la pérdida del poder adquisitivo indicado por la variación semestral del Índice de Precios del Consumidor (IPC), es decir la tasa de inflación semestral anunciada oficialmente por el Banco Central de Nicaragua, más el crecimiento real de cada sector de la economía según Cuentas Nacionales del Banco Central de Nicaragua, hasta llegar a un máximo del cien por ciento de la Canasta Básica”.

La suma del crecimiento y la inflación para este año será superior al 10%, sin embargo, las condiciones económicas, de mercado, de competitividad, de proteger la generación de empleo formal, nos llevaron a actuar con responsabilidad. La negociación salarial para zona franca nos llevó a un acuerdo de 8.25% no solo para este año sino también para los próximos cuatro años. Además, es importante resaltar que desde el año 2009 hemos incrementado el empleo formal en 85% y el salario mínimo promedio en 131% para todos los sectores. Igualmente, los resultados del diálogo tripartito nos han permitido un crecimiento promedio anual del empleo formal del 7.1% en ese mismo período.

Es por ello por lo que, con base en esa misma responsabilidad, y sin obviar que nuestra economía es todavía pequeña, y que seguimos dependiendo principalmente de la inversión nacional y extranjera para generar nuevos empleos, que hemos propuesto un incremento similar del 8.25% para los sectores económicos fuera de zona franca.

Obviamente, estamos en un proceso de negociación en donde el resultado final no se ha escrito todavía, sin embargo, nuestro llamado es a ser responsables una vez más.

El autor es presidente del Cosep.