Mujeres tienen poco acceso a la tierra en Nicaragua

Mujeres rurales en Nicaragua demandan políticas diferenciadas para el campo. En 2016 en un foro en Guatemala se discutió que para hacer frente a los cambios climáticos era urgente que las mujeres tuvieran acceso a la tierra.

Para este año se contempló beneficiar a 25,000 campesinas con el Bono Productivo, pero no hay un reporte del Mefcca y del Ministerio de Hacienda sobre cuántas van beneficiadas. LA PRENSA/ ARCHIVO

Entre  2010 y  2015 en el mundo se perdieron 3,3 millones de hectáreas forestales. Y las mujeres pobres de medios rurales resultan afectadas cuando los recursos de uso común se agotan, porque son ellas quienes tienen menos acceso a la tierra.

Esto es parte de lo que establece el informe de ONU Mujeres “Hacer las promesas realidad: La igualdad de género en la Agenda  2030 para el Desarrollo Sostenible”, que revela importantes brechas para el empoderamiento de las mujeres y propone una sólida agenda para introducir cambios.

Le puede interesar: Mujeres rurales apelan a la solidaridad para crear fondo de tierras

Dos años y medio después de la adopción de la Agenda 2030 el informe examina, desde una óptica de género, el progreso alcanzado y los desafíos pendientes para la implementación de los  17  Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) y menciona que “cuando los hogares no disponen de suficientes alimentos, las mujeres suelen ser las primeras en pasar hambre”.

“La extracción de recursos naturales a gran escala, el cambio climático y la degradación medioambiental avanzan a un ritmo sin precedentes, menoscabando los medios de vida de millones de mujeres y hombres, sobre todo en los países en vías de desarrollo”, dice en parte el resumen ejecutivo sobre ese informe.

El mismo refiere que a nivel mundial las mujeres representan únicamente el 13 por ciento del total de las personas propietarias de tierras agrícolas. Además, indica que el cambio climático.

Lea también: Mujeres rurales exigen fondo para comprar tierras

María Teresa Fernández, de la Coordinadora de Mujeres Rurales,  recordó que en 2016 en un foro en Guatemala se discutió que para hacer frente a los cambios climáticos era urgente que las mujeres tuvieran acceso a la tierra.

“Nosotros seguimos diciendo la propiedad de la tierra, porque no es lo mismo acceso que propiedad”, dijo Fernández.

“En Nicaragua no estamos bien, estamos muy mal”, dijo Fernández, quien explica que en el país no hay datos oficiales actualizados, del total de mujeres propietarias, esto porque la información que cuentan con el Cuarto Censo Nacional agropecuario, que está desfasado pues fue publicado hace 17 años.

Según esos datos, el 23.3 por ciento de las mujeres tiene acceso a la tierra. Pero al analizar encuentra que “al hacerla encuesta hay una gran brecha de desigualdad, entrevistaron a 60 mil mujeres y a 200 mil hombres”.

En 2007 se decía que las mujeres en el campo era de un millón 100 mil pero el 23. 3 por ciento que tiene tierras no es de ese total de la población sino de 60 mil encuestadas.

Políticas diferenciadas

María Teresa Fernández, de la Coordinadora de Mujeres Rurales, dijo que en el campo se requiere de políticas públicas diferenciadas para la atención de las mujeres. Por ejemplo, menciona que debe implementarse un programa especial para mujeres que no tienen tierras e insistió en el cumplimiento de la ley 717, que establece la responsabilidad del Estado de colocarles fondos, así como el cumplimiento de la Ley 278, que reconoce que las tierras entregadas por Reforma Agraria, son propiedad del hombre y la mujer en unión de hecho estable.