Seguirá baja demanda de electrodomésticos

Nicaragua pagó por importación de electrodomésticos, hasta noviembre del 2017, unos 163.90 millones de dólares, inferior a los 172.04 millones en similar período del año anterior.

La llegada de remesas ha ayudado a que el consumo no se reduzca, pero no así los productos durables, como son los electrodomésticos.LA PRENSA/THINSTOCK

Entre enero y noviembre de 2017 el país importó 15,629 toneladas en electrodomésticos, 0.58 por ciento menos que el año anterior, cuando la cifra alcanzó 15,720 toneladas en el período de referencia, según cifras oficiales. Esa tendencia, advierten los economistas, podría continuar este año, dado a la proyecciones de una leve recuperación en el consumo interno.

Nicaragua pagó por importación de electrodomésticos, hasta noviembre del 2017, unos 163.90 millones de dólares, inferior a los 172.04 millones en similar período del año anterior.

Esta tendencia adversa a este segmento comercial posiblemente este año se mantenga. El economista Luis Murillo recuerda que la perspectiva en 2018 es que el consumo siga “un poquito lento, pues el reajuste salarial que hará el Gobierno no va a ser tan importante como fue en los años anteriores”.

Le puede interesar: Electrodomésticos al crédito, cuándo sí y cuándo no

Además resaltó que ya no están vigentes todos los programas sociales de Gobierno, los que a su criterio servían de “inyección” al comercio y que estaban muy ligados a la cooperación de Venezuela.

Por otro lado, el economista Sergio Santamaría explicó que lo que está sucediendo “es una desaceleración de consumo, lo que afecta la importación de los bienes”, situación que podría continuar.

Al respecto, el economista indicó que cuando los distribuidores de electrodomésticos ven una tendencia a la baja en el consumo importan menos volúmenes de productos.

Lea también: Tormentas eléctricas pueden dañar sus electrodomésticos

Santamaría refirió que desde hace varios años la tendencia de crecimiento del consumo está bajando y además la gente no está segura si va a tener ingresos suficientes para adquirir un producto o bien para reponer los que ya posee, por lo que difícilmente optarían por adquirir un electrodoméstico.

Al mismo tiempo analizó que con el nuevo ajuste a la tarifa eléctrica “los ciudadanos tendrán que hacer uso racional de los equipos”, situación que seguirá presionando la venta de electrodomésticos.

En el tercer informe de Coyuntura Económica de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), reconoció que “el consumo, después de haberse desacelerado durante el 2016 y gran parte del 2017, muestra ahora señales de cierta estabilidad, salvo en el caso del consumo de bienes durables”.

Le puede interesar:Más importación de medicinas en Nicaragua

Sobre las proyecciones 2018, Funides prevé un crecimiento del consumo muy similar a la del 2017, cuya tasa fue de 4.3 por ciento. En este aumento será fundamental la llegada de remesas.

 

También menos celulares

El año pasado hasta octubre también Nicaragua registró una caída en las importaciones de celulares del 33.5 por ciento, al pasar de 431 toneladas en 2016 a 286 toneladas hasta noviembre 2017.Por esta razón, la facturación por estos aparatos pasó de 57.01 millones de dólares hasta octubre en 2016 a 52.10 millones de dólares en similar período del año pasado.