El municipio más propenso a incendios forestales es San Francisco del Norte, en Chinandega

El fuerte viento es uno de los detonadores de incendios forestales, los cuales afectan a las zonas más secas del país, según explicación de expertos.

Depredadores ambientales, incendios

LA PRENSA  solicitó información sobre delitos ambientales a la PGR, pero no respondieron a la solicitud. LA PRENSA/S.MARTÍNEZ

Pese a que toda la zona del Corredor Seco del país es el espacio geográfico que se creía más propicio para la generación de incendios forestales, solo el municipio de San Francisco del Norte, en Chinandega, presenta un ciento por ciento de riesgo alto ante esta amenaza.

De acuerdo con el mapa Vulnerabilidades ante Incendios Forestales, publicado por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), un posible incendio en la zona pondría en riesgo a 7,300 personas.

Además de ese municipio, el otro lugar que es más susceptible ante un incendio forestal es el municipio El Crucero, en Managua.

El riesgo es del 71 por ciento, según la información oficial; no obstante, el ambientalista Jaime Incer Barquero, explicó que el hecho que haya cierta frecuencia de incendios en algunos lugares no es indicativo que solo ahí se puedan producir.

Lea además: Preparado para prevenir incendios forestales 

Los ingredientes principales para que se produzca un incendio forestal es material combustible (hojas secas), condiciones climáticas (altas temperaturas) y una chispa que la encienda (chiva de cigarro o fogata). Esos tres elementos forman el triángulo del fuego, explicó el oficial de industrias extractivas del Centro Humboldt, Jurgen Guevara.

El especialista concordó con Incer en que los bosques secos, que se extienden a lo largo del Pacífico, son los más vulnerables.

En el caso del Corredor Seco, si se considera su ubicación geográfica, caracterizada por las pocas lluvias y los efectos de la sequía prolongada que son muchos más fuertes, lo hace más propenso a tener incendios forestales.

Sin embargo, los datos del nuevo mapa de Ineter muestran que en lugares como Macuelizo y Ocotal, en Nueva Segovia, el riesgo es del 11 por ciento y 4.47 por ciento, respectivamente, ante un posible incendio forestal.

Lea además: Alerta por incendios forestales en Chinandega 

El Niño aumenta riesgo

De acuerdo con la descripción realizada por el Ineter, “los mayores niveles de riesgo por incendios forestales han sido identificados en todo el país para 531 comunidades con una población de casi 160 mil habitantes”, pero en el mapa se muestran pocas zonas en alto riesgo.

También apuntan que el riesgo puede incrementarse ante el fenómeno meteorológico El Niño. Entre las regiones donde se producen incendios forestales con más incidencia, según el Ineter son el occidente del Pacífico.
La fuerza del viento es un elemento clave en la generación y propagación de un incendio.

Generadores de incendios forestales

Según el mapa de Vulnerabilidades ante Incendios Forestales, algunas de las condiciones que propician los incendios forestales son: el incremento de la temperatura, la presencia de actividad volcánica, las prácticas tradicionales en la agricultura y la extensión de la frontera agrícola.

Sin embargo, en el caso de las erupciones volcánicas, de acuerdo con Jurgen Guevara, oficial de industrias extractivas del Centro Humboldt, estas corresponden con eventos más focalizados a las áreas de bosque que están cerca de la cadena volcánica, como es el caso del volcán Masaya. Estos no ocurren con tanta frecuencia, explicó.
Asimismo, la práctica de caza ilegal de especies como garrobos e iguanas puede generar un incendio forestal, además que afectan al ecosistema.

De acuerdo con datos del Benemérito Cuerpo de Bomberos, en el 2017 hubo 114 incendios de maleza y algunas de las zonas más propicias para estos eventos son Carretera Sur, Nejapa y Carretera a Masaya.

Lea también: Bosques arden más en el 2017