Fumigación, abatización y limpieza en barrios de Ocotal

La proliferación de zancudos, cucarachas y otros insectos obligó al Minsa iniciar una jornada de fumigación, limpieza y abatización en los barrios de Ocotal

a jornada de limpieza y fumigación en Ocotal inició este lunes en el sector sur de la ciudad. LA PRENSA/A.LORÍO

La proliferación de zancudos, cucarachas y otros insectos obligó al Ministerio de Salud (Minsa) iniciar esta semana una jornada de fumigación, limpieza y abatización masiva en los barrios de la zona sur de la ciudad de Ocotal, cabecera del departamento de Nueva Segovia.

La jornada casa a casa que inició en los barrios Cristo del Rosario, 26 de Septiembre, Noel Wheelock y Roberto Gómez contempla destrucción de criaderos de zancudos, basureros y charlas educativas a las familias en los más de 30 barrios de Ocotal.

Puede interesarle: Bomberos suspenden la atención de emergencias en Ocotal

La doctora Elba González, delegada del Minsa en la ciudad, dijo que “esta es una jornada integral que hemos iniciado en los barrios de la zona sur, para lo que han dispuesto de un total de treinta operarios y ayudantes, así como de 15 máquinas (bombas) lecos”.

La fumigación será en las 11 mil 500 viviendas de la ciudad para combatir la mayor cantidad de mosquitos, en una jornada que durará dos semanas.

Lea también: Vientos destruyen techos de casas en barrios de Ocotal

La doctora González, responsable de la jornada en los barrios, reveló que lanzan un perifoneo un día antes en el barrio donde harán presencia “con la finalidad de que las familias estén preparadas, abran las puertas de sus casas y no se nos quede ninguna casa sin fumigar y abatizar”.

González agregó que, en coordinación con la Alcaldía y la comunidad, realizan paralelamente jornadas de higiene y limpieza en calles y cauces.

También lea:  Aumento exagerado del precio del queso en Ocotal y Boaco: entre 70 y 80 córdobas la libra

“La salud preventiva está en nuestras manos, si mantenemos limpio, sin charcas, lavamos las pilas cada siete días para que el zancudo no se reproduzca estaremos garantizando además de salud que nuestro barrio esté limpio y bonito”, subrayó.

Para muchos ciudadanos, la jornada es buena “porque evitamos enfermedades, nuestras casas deben estar aseadas y todos preparados para no caer en situaciones de epidemias. Si estamos en lo sucio y no tomamos medidas, nada estamos haciendo”, reflexionó doña María López Mejía, habitante del barrio Roberto Gómez.