Obispo Silvio Báez sobre caso Juan Lanzas: “¡Qué vergüenza para Nicaragua!”

La jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera, no respondió si Asuntos Internos realiza una investigación sobre la denuncia de Juan Lanzas, dio la espalda a periodistas y huyó, rodeada de sus escoltas.

Juan Lanzas curándose de sus heridas en una cama del Hospital de Matagalpa. LA PRENSA / Óscar Navarrete.

Juan Lanzas curándose de sus heridas en una cama del Hospital de Matagalpa. LA PRENSA / Óscar Navarrete.

El Obispo  Silvio Báez, auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, lamentó este miércoles la violencia y la brutalidad policial contra Juan Lanzas, a quien le amputaron sus pies, luego de recibir una paliza de parte de agentes de la Policía Nacional, en Matiguas, Matagalpa.

“!Qué vergüenza para Nicaragua! Somos noticia internacional por el autoritarismo y la brutal violencia policial que irrespeta continuamente los derechos humanos!”, lamentó el jerarca católico en su cuenta de Twitter.

Se trata del segundo Obispo que se pronuncia sobre el caso de Lanzas. El primero fue Monseñor Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, quien calificó como un acto atroz y desmedido.

Lea más en: Caso de Juan Lanzas “es un acto brutal de la Policía” en Nicaragua

La demanda de explicaciones a la Policía ha surgido de distintos sectores. Sin embargo, la directora de la Policía Nacional, primer comisionada, Aminta Granera, guardó silencio cuando participó en un acto de homenaje a Sandino, en la plaza de la revolución.

Granera calla

Granera no respondió si Asuntos Internos realiza una investigación sobre la denuncia de Lanzas, dio la espalda a la periodista y huyó, rodeada de sus escoltas.

El día 29 de diciembre del año 2017, cuando fue arrestado después que le acusaron de robo, Lanzas fue golpeado brutalmente por los miembros de las tropas policiales que llegaron a buscarlo a su casa, ubicada en la comunidad Cerro Colorado, municipio de Matiguás, del departamento de Matagalpa. Desde el municipio lo trasladaron a Matagalpa. Dormía en el baño de la cárcel.

Lea más en: Detenido en Matagalpa fue víctima de violación a sus derechos humanos

“Los golpes se me fueron poniendo como morados. En los pies sentía como hielo. No podía ponerme de pie y los presos me orinaban encima”, dijo Lanzas en un relato publicado el 18 de febrero en la revista Domingo de LA PRENSA. “Los médicos me dijeron que posiblemente ahí fue donde adquirí la infección en el cuerpo”, agregó.

Casos de violencia

Monseñor Silvio Báez, recién regresado a Nicaragua, cuando fue nombrado obispo auxiliar de Managua, en abril del año 2009. LA PRENSA/ ARCHIVO

El Obispo Báez destacó también que no es el único caso que se ha denunciado. “Ya son muchos casos. No podemos quedarnos indiferentes y callados ante estos atropellos. ¡No más violencia policial! La Policía debe revisar la formación de sus agentes en materia de derechos humanos y respeto al ciudadano. ¡Urge una Policía con corazón! Mi solidaridad y mi oración por Juan Rafael Lanzas Maldonado y su familia en su dolor. ¡Oremos todos por él y ayudémosles en lo que nos sea posible!”, expresó el jerarca religioso.

Lamento de Álvarez

Monseñor Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, recalcó la importancia de que se cumpla los procedimientos con los detenidos.

Lea: Otra denuncia más por abuso policial y violación de los derechos de reos nicas

«Si una persona es acusada de algún delito siempre hay que respetarle los derechos humanos, civiles y jurídicos; pero aquí se irrespetaron completa y totalmente todos los derechos: fue un acto atroz, desmedido y brutal», aseguró el Obispo.

El Centro de Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh) también ha pedido que la Policía realice una investigación urgente sobre el caso de Lanzas.