Wuillian Vásquez explica la razón de la derrota: «El relevo nos mató»

Parecía que por fin habíamos descifrado el mapa del tesoro. Nicaragua inició agresivamente respondiéndole a Cuba, especialmente al abridor Lázaro Blanco

Darrel Campbell anotó un imparable que empujó una carrera.LAPRENSA/MANUEL ESQUIVEL

Parecía que por fin habíamos descifrado el mapa del tesoro. Nicaragua inició agresivamente respondiéndole a Cuba, especialmente al abridor Lázaro Blanco. El equipo nacional desconoció al gigante (6’4) , que no logró completar ni siquiera dos entradas; sin embargo, después de sentir que el partido podía ser nuestro, Cuba giró drásticamente la pizarra y Alaín Sánchez apagó el fuego pinolero. El mismo Wuillians Vásquez lo acepta. “El relevo nos mató”, señaló sin buscar excusas.

“Nosotros empezamos sin miedo, demostrando de lo que somos capaces. Atacamos al abridor de ellos, pero lastimosamente el relevo nos mató. Estuvo muy bien y nos hizo fallar en los momentos de suma importancia del encuentro. En conclusión, fue un juego muy bueno que la gente disfrutó. No tenemos que cambiar en el segundo desafío, sino que seguir igual de agresivos y tratar de anotar más carreras”, agregó.

Por otro lado, Norlando Valle siguió su línea de bateo, la misma que mantuvo en la Liga Profesional, la extendió a la Serie Latinoamericana con los Tigres de Chinandega y ahora contra los cubanos. Valle bateó de 4-2, con una empujada y un doble, y tras el partido dijo lo siguiente: “Es cierto que era un duelo de fogueo, pero para serte sincero, uno se toma las cosas de manera personal. Esto me sirve para ir escalando con la selección. Mañana (hoy) será otro día y esperamos confiando en Dios salir con la victoria”.

Entretanto, Everth Cabrera, que recibió dos boletos pero lució titubeante en el campo corto, espera mejorar mañana. “Me siento contento por la oportunidad, estoy motivado tratando de regresar a mi mejor nivel. Ahora el beisbol ha evolucionado y nosotros no somos los mismos. A los cubanos les costará más ganarnos”, concluyó.