Fernando Bárcenas, experto en energía: «Estado deformado y hoy hace negocios turbios»

La empresa Albanisa, bajo control de Daniel Ortega, genera el 25 por ciento de la energía del país.

energía, plan de expansión eléctrica, PLC

Son más de 20 empresas las que operan plantas de generación eléctrica en Nicaragua, según el INE, pero Albanisa tiene un peso en el sector. LA PRENSA/ARCHIVO

El ingeniero eléctrico Fernando Bárcenas explica que “solo en un Estado no corrupto” convendría la estatización de la industria eléctrica.

“Si el Estado hoy está deformado y hoy hace negocios turbios, cómo voy a creer que es una solución que esas plantas vuelvan a ser estatales. (…) Mientras el Estado actual esté deformado, controlado y no funcione es absurdo que yo diga que el Estado pase a controlar toda la industria eléctrica”, dijo Bárcenas.

Lea: Daniel Ortega acepta deudas con Albanisa

Esta semana el jefe de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Miguel Rosales, planteó que el Estado debería retomar el control de la generación, distribución y comercialización de energía porque la privatización “solo está convirtiendo a unos pocos empresarios en multimillonarios”, mientras la población paga una tarifa alta de energía.

Lea: Recorte al subsidio de la tarifa eléctrica obliga a ser más eficientes en los hogares

Pero Bárcenas afirma que lo que debe “atacarse es el fenómeno de corrupción de donde se origina ese mal plan de expansión, fenómeno del cual estos señores son cómplices los del PLC”, dijo el especialista.

El especialista considera urgente que se audite el plan de expansión del sector eléctrico, pues lo califica como “un desastre”.

Zamora responde

El presidente de la Cámara de Energía, César Zamora, señaló al PLC “de querer sacar raja política de la búsqueda de una solución a un problema estructural”. Dijo que en los años noventa el sector privado empezó a invertir en generación “porque el Estado no tenía capacidad”.

Lea: Ortega y Alemán boicotearon a Bolaños para crear crisis energética …

La empresa Albanisa, bajo control de Daniel Ortega, genera el 25 por ciento de la energía del país. El 16 por ciento de las acciones de la distribuidora están en manos del Estado.