El quiróptero desplumado, nuevo libro de Abelardo Baldizón escrito entre dos países

El poeta Abelardo Baldizón regresa con El quiróptero desplumado, un texto que habla sobre la verdad en términos de “resistencia poética”

Abelardo Baldizón, poeta. LA PRENSA/Oscar Navarrete

El quiróptero desplumado, segundo poemario de Abelardo Baldizón, fue escrito en dos periodos de su vida y reúne —desde su lírica de tendencia filosófica, social y crítica — sus vivencias y nostalgias en Nicaragua y Alemania.

Este libro publicado por la editorial 400 Elefantes reúne poemas de las experiencias y la creación literaria del poeta en los últimos 17 años en estos dos países.

Será presentado el jueves 15 de marzo, Embajada de México,  a las 6:30 p.m. Le acompañarán los escritores Juan Sobalvarro y José Adiak Montoya.

Baldizón recordó que en el 2000 publicó el libro Del matadero, estos eran textos de rebeldía, críticos e irónicos. Una selección de ellos fue traducida al inglés.

Puede leer: Los artistas noveles se centran en ARCO en la performance y la transformación

Otros de sus poemas sueltos fueron incluidos en el libro El sinónimo antónimo (2002); Poesía de fin de siglo, Nicaragua-Costa Rica (2001); Cruce de poesía, Nicaragua-El Salvador (2006) y en Poetas pequeños Dioses (2006).

Los textos más recientes de Baldizón (del 2007 al 2017) aparecen en la segunda parte del libro bajo el título entre la niebla, y fueron escritos en la última década durante sus estadías en Berlín y Bremen (Alemania), y los de la primera parte en nuestro país, después del 2000.

«Resistencia poética»

El poeta destaca en la primera parte de su libro la sección El quiróptero desplumado, un poema y el título del libro también llevan el mismo nombre.

“Este poema es una reflexión sobre la verdad, cómo me relaciono con ella, y cómo se quiere imponerla; y es una resistencia en términos poéticos”, explica el poeta es la esencia y reflexión que cruza sus poemas.

Lea además: Heredera del viento, la película sobre la revolución se estrenará en Nicaragua

Otros de sus versos hablan de las relaciones sociales en las que estamos inmersos y cuestionan las injusticias.

Al respecto dice que las retrata en sus versos “para que el lector se enfrente a ella y tome una postura, que puede ser de rechazo o de acuerdo”.

En su inventario, también hay poemas como el titulado petite woman, donde retrata a la mujer educada para ser delicada y sumisa, en este sentido contrasta la crianza que se le da, con el mundo de violencia que le espera afuera, del cual no está preparada. El poeta explica que este texto cuestiona ese tipo de formación.

Abelardo Baldizón. LA PRENSA/Oscar Navarrete

Patria y migración

El sentido de patria también es puesto en la mirada por Baldizón. Su postura no es necesariamente una alabanza, sino una crítica.

Y se refiere al poema titulado días patrios, el que puede ser interpretado de varias maneras. Pero su contenido, según el poeta, tiende a “gravedad y no pretende ser sátira”.

Otras de las preocupaciones que expone su poética es el tema de la migración. Y cita el poema, la frontera, en memoria de los sin patria.

Baldizón recordó que vivió en Alemania 18 años. Nació en 1980 en Berlín y estuvo hasta los 4 años. Regresó a Nicaragua, volvió a Alemania a los 9 años y retornó a Nicaragua a los 15 años. Volvió otra vez a Alemania en 2007, y estuvo hasta el 2017. Por lo que siente estos dos países sus patrias.

Sentirse extranjero

Abelardo Baldizón revela que su poesía también retrata un poco lo que es sentirse extranjero, entorno y su sentimiento de soledad que vivió en Alemania.

“Siento Alemania como una segunda patria, pero con una relación complicada, porque este país tiene una relación complicada con los extranjeros que son medio alemanes”, dice Baldizón, y que además no tienen origen étnico.

Sus poemas también exponen su nostalgia por Nicaragua, ambiente y sociedad. Al respecto, el poeta dice que tanto su vida como poesía están partidas en dos.

Una de sus próximas metas es buscar traducir su nuevo libro al alemán y así contar con una edición bilingüe, español-alemán.

Actualmente Baldizón es profesor en el Colegio Alemán Nicaragüense e imparte clases de Historia de Europa y Teoría del Conocimiento.

 


LAPRENSA/Istockphoto

 

Cuatro poemas de Abelardo Baldizón, de su libro El quiróptero desplumado, editado por 400 Elefantes

 

el frío

se habla de la glacialidad en las metáforas
para plasmar el frío.
el aire helado
en los ojos del transeúnte
que al aventajar
me golpea.

está ese frío
que busca la escritura.
pero no es igual
a esta brisa polar
a la ausencia del sol.
a ríos de vidrio que no fluyen
a su ser
hecho bloque
de discurrir petrificado.

es el mundo bajo la niebla.
todo bañado por una capa blanca
como estruendosa consiga de natura
pero callada.
en esa luz
en esa
negación de la luz
los árboles del suelo al cielo
se yerguen
como gritos de muerte.

 


LAPRENSA/Istockphoto

la soledad

guindada
de harapientos pellejos
nuestras tripas
lúgubre manto
sobre la piel
nos enclaustra.

entre el brillo funeral
de la retina
pensamientos enjambrados
nos gravitan en los tuétanos.

la soledad acecha
como mil murciélagos
arrancados
del negro vacío
de la noche.

 


LAPRENSA/Istockphoto

invierno

regresa el frío
niebla negra
se esparce en el horizonte
sobre amarillentas luces
iluminando los tejados.

vientos glaciales
culebrean su furia
por doquiera
rozan las paredes
esparcen odio.

afuera
la noche
con oscuridad de piedra
es un pantano
masa gelatinosa
desbordándonos.

 


el extranjero

se es y no
de aquí.
se está y no
aquí.
venís a quedarte
y te vas.
te vas quedando.
abrazas lo perdido.
pierdes lo abrazado.
sin ser
sin pretender
se es
eso
una y otra vez
pero menos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: