Una empresa arrasa con licitaciones de la Autoridad Nacional del Agua

En total Quenca ha ganado en contrataciones de la ANA 16.7 millones de córdobas, o sea, más de medio millón de dólares, desde el 2011.

Esta es la propiedad que vendió Lyriam Padilla, a la empresa consultora Quenca Consulting Group. LAPRENSA/M.CALERO

Esta es la propiedad que vendió Lyriam Padilla, a la empresa consultora Quenca Consulting Group. LAPRENSA/M.CALERO

La empresa consultora Quenca Consulting Group SA, ha sido favorecida desde 2011, con contratos de licitaciones millonarias, adjudicadas por la Autoridad Nacional del Agua (ANA).

La misteriosa empresa opera en una propiedad que anteriormente perteneció a la señora Lyriam Padilla Aguilar, madre del director con rango de ministro de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), Luis Ángel Montenegro Padilla.

Quenca Consulting Group, según el Libro de Propiedades del Registro Público de la Propiedad Inmueble y Mercantil de la ciudad de Managua, fue constituida en octubre del 2010, cuatro meses después que Montenegro Padilla fuese nombrado como director de la ANA.


Lea también: Autoridad Nacional del Agua destina dinero para lujos de sus funcionarios


La empresa fue creada para brindar asesoría especializados en Hidrogeología, Hidrología, Geofísica y Medioambiente. Montenegro Padilla es hijo del actual presidente de la Contraloría General de la República, Luis Ángel Montenegro Espinoza.

Cuatro meses después de estar funcionando, Quenca ganó la primera licitación a la ANA, Elaboración de propuesta de la nueva política nacional de los Recursos Hídricos. En licitación participaron V&R Consultores SA, Universidad Paulo Freire en consorcio con el Instituto Ambiental Centroamericano y Quenca Consulting Group SA, que según el Comité de Evaluación de Licitaciones de la ANA, fue la única empresa que cumplió con todos los requisitos mínimos establecidos previamente en los TDR. Esto según la resolución administrativa pública en el Diario La Gaceta del 7 de febrero del 2011.

Quenca, representada legalmente por Fabiola Lissett Lazo, comenzó a funcionar en un local en Lomas del Valle. En el 2015, la empresa consultora compró una propiedad ubicada en la Colonia Centroamérica, en Managua, a la señora Padilla Aguilar. De acuerdo con la documentación a la que hemos tenido acceso, la compra fue por un monto de 63,700 dólares. Sin embargo, hasta el año pasado fue que la consultora comenzó a operar en este lugar, junto con Holland Digital, una empresa que suministra equipos tecnológicos, que desde el 2016 también ha ganado contratos millonarios de la ANA.

Luis Ángel Montenegro Padilla, director de la Autoridad Nacional del Agua (ANA). LA PRENSA/ARCHIVO
Luis Ángel Montenegro Padilla, director de la Autoridad Nacional del Agua (ANA). LA PRENSA/ARCHIVO.

En total Quenca ha ganado en contrataciones de la ANA 16.7 millones de córdobas, o sea, más de medio millón de dólares, desde el 2011.

Ruth Herrera, expresidenta de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), manifestó, al analizar las contrataciones que realizó la ANA a Quenca, que se observa que son trabajos con pocos requerimientos técnicos.

“En el gremio hay varias empresas consultoras con años de trayectoria y personas especializadas que pueden hacer consultoría y esta empresa es una desconocida; conversando con algunos consultores ellos me decían que esta institución (ANA) es impenetrable y que solo entran los bendecidos”, dijo Herrera.

Contrataciones simplificadas

El Sistema de Contrataciones (Siscae) revela que Quenca ha ganado 17 contratos de la ANA. En esta institución no hay otra empresa que haya ganado un contrato en relación con adquisición de equipos de medición de agua y consultoría en Geología, Hidrología o Medioambiente que no sea Quenca Consulting Group.

Aunque la Ley 737, Ley de Contrataciones Administrativas del Sector Público no impide la concurrencia de una empresa, establece parámetros que han sido violentado por esta empresa, como el hecho que la mayoría de las contrataciones fueron simplificadas, cuando esta modalidad solo se usa en casos de emergencia.

“Ley 737 establece las causales por las cuales se debe utilizar este procedimiento y dice que son casos excepcionales y habla de las situaciones de emergencia, calamidades generadas por desastre natural y regidas por la Ley de Emergencia y señala nueve causales más que están vinculadas a la naturaleza propia, entonces la gran pregunta es: ¿por qué es una contratación simplificada?”, dijo Dayra Valle, subdirectora del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) y especialista en contrataciones públicas.

LA PRENSA intentó comunicarse con Luis Ángel Montenegro Padilla vía telefónica y se buscó en su oficina, pero no fue posible.

(Con la colaboración de Moisés Martínez).