Liga Norte encabeza los comicios en Italia, según últimos resultados

Aunque la coalición de centroderecha lidera las elecciones con un 37.01 por ciento y el Movimiento 5 Estrellas (M5S) con el 32.53 por ciento, ninguno consigue la mayoría para gobernar

elecciones italia, Liga Norte

Mateo Salvini, candidato de la Liga Norte (LN) a las elecciones de Italia. LA PRENSA/EFE

La derecha, con la Liga Norte al frente, fue la coalición más votada en las elecciones del domingo en Italia, con un 37.01 por ciento, y del Movimiento 5 Estrellas (M5S) el partido con más sufragios con el 32.53 por ciento, pero ninguno con mayoría de Gobierno.

El resultado es que nadie gana en estas elecciones y solo futuras alianzas y pactos programáticos, todo ello con el beneplácito del presidente de la República, Sergio Mattarella, podrán dar a este país un nuevo Gobierno, lo que no sucederá hasta principios de abril.

Tras más de 12 horas de escrutinio los resultados definitivos muestran el crecimiento del M5S, que en las elecciones de 2013 había llegado al 25 por ciento, y sobre todo la explosión a nivel nacional de la Liga Norte, con el 17.48 por ciento, que hace cinco años había conseguido el 4.08 por ciento.

Lea además: Un Berlusconi “altruista” fue el que pagó a mujeres que iban a sus fiestas

Los resultados también certifican que la Liga Norte se ha convertido en el partido más votado de la derecha al superar en casi cuatro puntos a la Forza Italia de Silvio Berlusconi, que quedó en el 14.03 por ciento de los votos.

Los datos se refieren a la Cámara de los Diputados, mientras que en el Senado los resultados solo tienen ligeras diferencias, pero ahora se tendrá que esperar al reparto de los escaños.

La enrevesada la ley electoral prevé que el 36 por ciento de la Cámara de los Diputados y del Senado sean asignados con un sistema mayoritario basado en circunscripciones uninominales y el 64 por ciento de forma proporcional. A pesar de la falta de datos precisos sobre los escaños, estos resultados no dan a ninguna de las coaliciones, ni al M5S, la mayoría de los 316 necesarios para gobernar.

Partido Demócrata

Los resultados oficiales también certifican la derrota del Partido Demócrata (PD), del primer ministro saliente, Paolo Gentiloni, pero sobre todo de su líder Matteo Renzi, al no superar el 20 por ciento por el momento y quedarse en un 18.8 por ciento de los votos.

Para algunos analistas, este pésimo resultado supondrá la dimisión de Renzi y durante la jornada surgió esta hipótesis, desmentida por un portavoz del ex primer ministro, por lo que se tendrá que esperar a su comparecencia esta tarde ante la prensa.

En total, la coalición de centroizquierda conseguiría un 22.97 por ciento debido a la alianza con otras fuerzas políticas como +Europa de Emma Bonino, que se han quedado por debajo del 3 por ciento que se exigía para entrar en el Parlamento y por tanto ven sus votos distribuidos en la coalición.

La incertidumbre creció durante el día con las declaraciones del líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, que defendió su derecho a gobernar al liderar la coalición que ha obtenido más votos y excluyó pactos extravagantes, en referencia a posibles alianzas con el M5S.

“El equipo sobre el que razonar y gobernar es el del centroderecha. Mantengo mi palabra y mi compromiso, que es con la coalición de centroderecha, que ha ganado y puede gobernar”, señaló durante una rueda de prensa.

Lea también: Berlusconi cumplirá su condena haciendo trabajos sociales

Y remarcó: “Lo he dicho durante la campaña, que escucharía y hablaría con todos, pero el equipo es el del centroderecha”, dijo Salvini sobre sus socios de “Forza Italia” de Berlusconi, la ultraderechista “Hermanos de Italia” y la conservadora “Quarto Polo”.

Más conciliador se mostró el candidato del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, que aunque se presentó este lunes como “vencedor absoluto”, avanzó que está “abierto a negociar con otros partidos” ante la ausencia de una mayoría.

Con este enrevesado escenario, los pasos a seguir para iniciar la legislatura serán, primero, la convocatoria de la Cámara de los Diputados y del Senado para elegir a los presidentes y que está prevista para el 23 de marzo.

Los posibles acuerdos para elegir a los presidentes del Parlamento podrían ya servir de indicación al jefe de Estado, Sergio Mattarella, quien después abrirá una ronda de consultas. Mattarella tendrá que elegir así a la personalidad a quien encargar formar un Ejecutivo entre Salvini o Di Maio, ya que ambos no parece que querrán ceder la presidencia del Gobierno.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: