Mujeres de Estelí son víctimas de la violencia

La muerte y violación de una niña y una mujer por razones de género en Estelí, devela un transfondo de pobreza y violencia en ese departamento

Los femicidios ocurridos en una semana en febrero pasado en Estelí alarma a la población. LA PRENSA/ARCHIVO CORTESÍA

En una semana el pasado mes de febrero Estelí registró dos femicidios, lo que para defensoras de los derechos de las mujeres es una muestra que la violencia ha recrudecido en ese departamento, así como en el norte del país.
Marcia Lorena Bermúdez y Ruth Jennifer Lumbí fueron las dos últimas víctimas de la violencia extrema en ese departamento.

“Hay más lucha por la vida y en esa lucha por la vida, por la sobrevivencia se estimulan relaciones de violencia para las mujeres”, explica la directora del Centro Acción Ya, Martha Munguía, quien mencionó que aunque en esa ciudad se observa un importante movimiento económico en realidad eso solo beneficia a un sector.

Lea además: En entredicho discurso oficial sobre los femicidios en Nicaragua

Munguía conoce que hay barrios donde la mayoría de mujeres salen a trabajar y los hombres quedan en la casa. La principal fuente de trabajo son las empresas de tabaco.

“Los hombres se quedan en la casa y entonces los niños se quedan sin la alimentación adecuada y están al alcance de los agresores”, manifestó Munguía.

La directora de Acción Ya considera que en Estelí » toda la actividad económica tiene un telón de fondo que es la violencia contra la mujer y los niños», sin que hasta ahora, lamentó Munguía,  haya un discurso de la autoridad local ni de la departamental que detengan la violencia.
Ademas dijo Munguía,  «hay un propósito de explotación sexual que está  invisibilizado a través de los lugares recreativos que invaden la ciudad  de Estelí y todo el norte, donde hay explotacion sexual comercial de niñas pequeñas».
Jeisel Soza, de la Red de Mujeres contra la Violencia señaló por su parte , que los femicidios son el resultado “de una desatención de todas las manifestaciones de violencia”.

Por ejemplo indicó que las denuncias de las mujeres no son escuchadas, tampoco registradas y más bien “se les manda a perdonar y arreglar sus asuntos por el bien de la familia”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: