Policía Nacional presenta a dos secuestradores de niño de Chinandega

El comisionado Francisco Díaz calificó el delito como “secuestro extorsivo”, pues los sospechosos detenidos pretendían cobrar un rescate, pero no detalló sobre el particular.

Policía Nacional presentó a los dos secuestradores del niño de Chinandega. LA PRENSA/CORTESÍA

Tres días después del secuestro perpetrado contra el niño de 3 años Arístides Alfonso Osejo Baca, en Chinandega, la Policía Nacional identificó a dos sospechosos de haber cometido ese delito.

A pesar de la relevancia con que fue abordado el hecho que les permitió esclarecerlo en cuestión de horas, el subdirector de esa institución, comisionado general Francisco Díaz, ofreció pocos detalles alrededor del mismo. El viernes había anunciado que ese mismo día ofrecería mayores detalles sobre el hecho, pero no lo hizo.

El silencio policial alrededor del caso se extendió todo el fin de semana. Este lunes Díaz se limitó a identificar a los dos sospechosos Maybell Junieth Baltodano Hernández, de 30 años, y Magdiel Ramón Pérez Mendoza, de 31 años, a quienes presentó ante un grupo de periodistas de medios oficiales y algunos extranjeros.

Como ya es costumbre, hubo restricción de acceso para varios periodistas de medios de comunicación independientes como LA PRENSA.

Díaz calificó el delito como “secuestro extorsivo”, pues los sospechosos detenidos pretendían cobrar un rescate, pero no detalló sobre el particular.

“Después de las investigaciones practicadas logramos determinar que el móvil del hecho fue el lucro personal, pretendían pedir rescate”, se limitó a decir Díaz, sobre el móvil del secuestro.

El funcionario policial apareció acompañado de la ministra de la Familia, Marcia Ramírez, quien aprovechó para decir que la Policía garantiza la seguridad en el país.

Sobre el secuestro

Díaz recordó que el hecho ocurrió el viernes a eso de las 10:00 a.m., en el barrio El Rosario, de Chinandega, cuando en una caponera, conducida por Orlando de Jesús Vásquez Rodríguez, la asistente del hogar Yelba Auxiliadora Zepeda, de 27 años, trasladaba al niño Osejo Baca de la escuela a su vivienda.

El triciclo fue interceptado por un automóvil blanco conducido por Pérez, que luego la Policía determinó en las investigaciones que el vehículo había sido rentado en Managua. A Pérez lo acompañaba Baltodano Hernández.

Lea también: Acusan de secuestro simple a raptores de recién nacida en Nueva Segovia

Pérez Mendoza, con el rostro cubierto, “con capucha oscura” y portando arma de fuego, intimidó a Zepeda y procedió a arrebatarle al niño, “subió al vehículo y se dieron a la fuga”, expresó Díaz.
Después de eso, Baltodano Hernández trató de ocultar al niño en la casa de un familiar en el reparto La Florida, mientras Pérez Mendoza se dirigió a Managua para entregar el vehículo utilizado para cometer el delito.

niño secuestrado, Chinandega
Aristides Osejo Baca, de 3 años, fue secuestrado a eso de las 10:00 de la mañana en Chinandega. LA PRENSA/CORTESÍA

El funcionario policial habló mucho de las actividades realizadas que les llevó a esclarecer el secuestro. Entre las que mencionó la elaboración de los retratos hablados, con el apoyo de seis testigos en la ruta utilizada por los sospechosos y alerta a los puestos de control de frontera.

Díaz no ahondó en cuanto a qué explicaciones ofrecieron los sospechosos para permanecer en un sitio donde fácilmente podían localizarlos y no cruzar los más de cien puntos ciegos existentes a lo largo de la frontera norte, a pesar de movilizarse en un vehículo, hecho que ha llamado la atención de la población en las redes sociales.

“Se aplicó (la) técnica canina en (la) ropa del niño para identificar a secuestradores, resultando positivo en el caso de Maybell Baltodano, quien en ese momento estaba siendo investigada. Estaba en poder de la Policía”, dijo Díaz, quien no explicó cómo en pocas horas llegaron a la conclusión de que era una sospechosa, tampoco cómo la habían capturado.

Luego expresó que ejecutaron un allanamiento, registro y captura de Pérez Mendoza en Chinandega y ejecutaron la ocupación del vehículo blanco, placas M 253-015, propiedad de una empresa que renta vehículos. Y luego allanaron la casa de familiares de Baltodano Hernández, que les llevó a rescatar al niño.

“Queremos hacer un llamado a no dejarse influenciar de informaciones falsas que han circulado en redes sociales, creando zozobra en el seno de nuestras familias”, sostuvo Díaz, tras poner como ejemplo el caso de “niñas que abandonaron su hogar en Bilwi, Caribe Norte”, que luego de investigar conocieron que “se habían ido por discordias familiares”.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: