¿Va o no a Perú el comandante?

Ortega va a la cumbre de presidentes, porque su deuda con el chavismo es inmensa y en ella al igual que lo acaba de hacer en Venezuela ratificará el derecho de Maduro a seguir matando de hambre a los venezolanos

OEA, Daniel Ortega, Venezuela, Nicaragua

Después de la abstención de Nicaragua en la Organización de Estados Americanos (OEA) y las declaraciones de Ortega en la XV Cumbre del Alba en Venezuela, las especulaciones sobre su comparecencia en la próxima cumbre de presidentes en Perú son el plato político del momento. Esto lo pude comprobar en mi más reciente visita a mi barbero, pues no había acabado de entrar, cuando interrumpiendo las palabras de uno de los clientes, exclamó: ahora sí estamos completos. Para a continuación decirme, estamos discutiendo sobre si le conviene o no a Daniel ir a Venezuela. Una vez puesto en autos, autorizó a seguir a quien estaba en el uso de la palabra. Quien sin mucho preámbulo aseguró que Ortega iría porque nació izquierdista y moriría izquierdista.

Otro dijo que iría pero que nada tenía que ver la ideología, que la razón era porque la vaca venezolana todavía podría dar más lechita. Otro que esperaba turno, fue de la opinión que Rosario le exigiría que fuera, pues muerto Gadafi, Chávez y Fidel, él es el máximo líder de la izquierda en el mundo; esto será suficiente para inflarle el ego y que salga corriendo terminó diciendo.

Después de esas tres exposiciones, mi barbero pidió mi opinión. Sabiendo que allí se toman las discusiones políticas muy a pecho, tomé aire para hacer tiempo y esto fue lo que expresé porque es lo que creo que Ortega terminará haciendo. Para empezar les recuerdo que Daniel Ortega tiene una “cualidad” que es reconocida por moros y cristianos dije, se dice que es amigo de sus amigos y cumplidor de su palabra y de las promesas que hace. Con este antecedente mi opinión es que Ortega va a la cumbre de presidentes, porque su deuda con el chavismo es inmensa y en ella al igual que lo acaba de hacer en Venezuela ratificará el derecho de Maduro a seguir matando de hambre a los venezolanos y hablará de la autodeterminación, el derecho de los gobiernos a utilizar los recursos del Estado a como les ronque y le advertirá a los gobiernos que no comulgan con los miembros del Alba, sobre el descaro de querer dar lecciones de honestidad a países como Venezuela, Nicaragua y Cuba, aunque detrás vuelva a tener a Chico López.

Aparentemente el desacuerdo de mi barbero con mi exposición fue tal, que me retó a un año de corte gratis, contra mi cabellera. Por lo que no me quedó más alternativa que pedirle su opinión. No hay nada más cobarde que un millón de dólares afirmó y Ortega y su familia tienen cientos dijo, las inversiones de la familia en Nicaragua aunque ninguna produce, también son cuantiosas, su entorno familiar entre hijos, sobrinos, nietos y hasta bisnietos pasan de los cincuenta, ya él y su mujer hace rato que excedieron la expectativa de vida de los nicaragüenses así que en cualquier momento se petatean y por si fuera poco su maridaje con Rusia lo tiene en la mira del presidente Trump y en cualquier momento lo sorprende con la aprobación de la Nica Act y con más nombres de corruptos de su gabinete que aparecerán por medio de la Ley Magnitsky, a esto agrégale el fortalecimiento que comienza a notarse en la oposición. Todo esto lo tiene con culillo y lo hará quedarse en casita abandonando a su suerte a Maduro.

Ante tan diametralmente opuesta posición, no me quedó más remedio que aceptar el reto, por lo tanto si Ortega no va a Perú, por un tiempo seré el pelón Miranda.

El autor es analista político.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: