«Que se pudran en la cárcel», quiere madre de niña violada y asesinada en Estelí

La audiencia inicial en contra de Rommel Jiménez Ponce, principal sospechoso del asesinato de Jesbelin Espinoza Calero, está programada para este jueves 15 de marzo

La madre de la niña aseguró que uno de los dos acusados, acosaba a su hija desde que tenía 10 años y, según la fiscal especial Maricela Pichardo. LA PRENSA/ARCHIVO

Tras escuchar el alegato de inocencia de parte de Rommel Jiménez Ponce o Jiménez Castellón, principal sospechoso del crimen cometido en una comunidad de Estelí, contra Jesbelin María Espinoza Calero, de 12 años, la madre de la niña, Flor Adelina Espinoza Calero, demandó justicia. La Fiscalía acusó ayer a Jiménez por el delito de femicidio.

“Si es posible, que se pudran en la cárcel esos malditos, porque lo que le hicieron a mi hija no es justo, la mataron peor que a un animal, me le hicieron lo peor a mi hija”, demandó la madre de la víctima, momentos después de concluida este martes la audiencia preliminar contra Jiménez.

Lea también: Presunto femicida de niña ante juez de Estelí

La juez especializada en Violencia de Estelí, Lesbia Malena Tinoco, admitió la acusación, aceptó unir las causas en contra de Jiménez y el otro acusado Yorbin García y programó la audiencia inicial para este jueves 15 de marzo, a las 8:15 a.m., para ambos sospechosos. También giró oficio para que Jiménez sea revisado por un médico forense, pues la defensora pública Bertilda Moreno denunció supuestas torturas en las celdas policiales de Estelí.

La menor fue asesinada el 24 de noviembre de 2017 en la comunidad Llanos Uno, de Pueblo Nuevo, Estelí, y como principales sospechosos están Jiménez y García. La madre recuerda la saña con que su hija fue ultimada, pues su rostro fue desfigurado.

Puede interesarle: Acusan de femicidio y asesinato agravado a los atacantes de niña encontrada muerta en pozo de Estelí

El abogado acusador Edgard Aráuz, quien se adhirió a la acusación de la Fiscalía, demandó a las autoridades que se apliquen las leyes del país, como el Código Procesal Penal (CPP) y Ley 779, Contra la Violencia Hacia la Mujer.

“Tenemos evidencias abundantes que demuestran la participación de los acusados en este hecho, nosotros esperamos que en el juicio sean valoradas esas pruebas y al momento de dictar un fallo sea de culpabilidad para los dos acusados”, indicó Aráuz.

La madre de la niña aseguró que Jiménez acosaba a su hija desde que tenía 10 años y, según la fiscal especial Maricela Pichardo, al tener Jiménez 15 años más que la niña, logró que esta lo aceptara como novio y la controló para que esto lo mantuviera oculto a su familia.

También lea: Verdugos visitaban y acosaban a niña encontrada muerta en pozo en Estelí

El hombre solo aceptó conocer a la víctima y afirmó que durante estos meses él estuvo al cuidado de su esposa. “Pero yo no sé nada de eso”, insistió Jiménez a la pregunta de los periodistas una vez concluida la audiencia preliminar, durante la cual la juez Tinoco ordenó como medida cautelar prisión preventiva en su contra.

Sin embargo, con voz baja el hombre respondió a los periodistas: “Yo me siento limpio, no sé él (el otro acusado, Yorbin García), ¿por qué me embarra en eso?”. Jiménez hasta llegó a decir que no es amigo de Evangelina Maradiaga, una de las testigos en la causa.

En el relato de los hechos de lo ocurrido el 24 de noviembre de 2017, la fiscal dice que la resistencia de la víctima a sostener relaciones íntimas con Jiménez lo “enfureció”, quien con el apoyo del otro sospechoso y utilizando un objeto cortocontundente con saña le causaron fracturas en el rostro, en una parte del maxilar superior y maxilar inferior del mismo lado, “aumentándole claramente el sufrimiento a la víctima”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: