Primer simulacro del año 2018 pone a prueba a la población nicaragüense

A las 11:00 a.m. de este miércoles inició el simulacro nacional, el cual consideraba diferentes escenarios según cada territorio.

El Gobierno de Nicaragua controla las emergencias del país, a través del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred). LAPRENSA/ARCHIVO

Un sismo de 7.4 en la escala de Richter con una profundidad de 15 kilómetros de profundidad provocó la evacuación de pobladores del barrio San Antonio. Ese fue el escenario del primer simulacro nacional en esa zona en 2018.

De acuerdo con la vicepresidenta designada por el poder electoral, Rosario Murillo, la participación aproximada a nivel nacional en el simulacro fue de un millón 604 mil personas y el tiempo promedio de evacuación fue de dos minutos; este último dato no fue bien recibido por Murillo, quien expresó «eso es algo que tenemos que mejorar, en dos minutos se pierden muchas vidas. Tenemos que salir no atropelladamente, ordenadamente, pero podemos mejorar el tiempo de evacuación».

Según William Galeano, integrante del puesto de mando del distrito Dos de Managua, unas cuatrocientas personas participaron en el ejercicio en el barrio San Antonio, donde se consideró el colapso de estructurales verticales, incendio y pillaje.

El tiempo de evacuación en el primero simulacro nacional fue de dos minutos, pero según la vicepresidenta designada por el Poder Electoral, Rosario Murillo, este debe mejorar.
LAPRENSA/CARLOS VALLE

Por otro lado, Daniela Caldera, delegada del Distrito Dos, expresó que esa zona de la capital está en riesgo por las viejas estructuras que podrían colapsar ante un evento sísmico.  En general, el gobierno había mencionado que para este simulacro, la Policía Nacional dispondría de seis mil oficiales para garantizar la seguridad.

El simulacro tuvo diversos escenarios a nivel del país, tomando en consideración las vulnerabilidades de los diferentes territorios.  Por ejemplo, se registró un terremoto de magnitud 7.4 frente a la costa de La Boquita. Asimismo, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) sostuvo que el pasado 12 de marzo había ingresado una vaguada desde el Caribe, que provocó intensas precipitaciones, con  énfasis, sobre la zona central y Caribe.

Por otro lado, en occidente, a las 10:15 de la mañana, el volcán Cerro Negro registró una gran explosión, lanzó cenizas a unos diez kilómetros de altura.

Lea además: Terremoto y huracán en Nicaragua  por simulacro 

Se estima que participaron unas 400 personas en el barrio San Antonio, en el Distrito Dos de Managua.
LAPRENSA/CARLOS VALLE

Continuarán evaluación del simulacro

Pese que el Gobierno desarrolla cuatro simulacros nacionales al año y asegura una amplia participación de los pobladores, en el caso del barrio San Antonio, LA PRENSA constató que no todos los habitantes del sector fueron parte del simulacro, y los que participaron tomaron el ejercicio a la ligera, en especial, los estudiantes de escuelas cercanas.

Por su parte, Murillo sostuvo que el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), seguirá evaluando el simulacro, y recalcó que lo más importante es la protección de la vida.

“Tenemos el deber de estar preparados para enfrentar cualquier calamidad, tenemos el deber de saber proteger la vida, en general”, dijo.

Solo a inicios de febrero de este año se registró un enjambre sísmico, el cual esta bajo vigilancia por parte del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales.

Tres lesionados

En el caso del barrio San Antonio, Galeano informó que tres personas resultaron heridas en el ejercicio, pero no sufrieron afectaciones de gravedad, explicó.

Lea además: Realizan el último simulacro del año 2017 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: