Puente colapsó en Miami durante una «prueba de estrés» en la que se reventaron los cables

El puente, que unía la Universidad de Internacional de la Florida (FIU) con la ciudad de Sweetwater, en el suroeste de Miami, había sido inaugurado el pasado sábado

Varios vehículos y personas quedaron debajo del puente que colapsó. LAPRENSA/AFP

Las autoridades de Florida confirmaron este viernes que ha subido a seis la cifra de muertos y cerca de una decena de automóviles se encuentran atrapados al derrumbarse un puente peatonal sobre una calle de Miami (EE.UU.), cuando era sometido a una «prueba de estrés» y sus cables estaban siendo ajustados.

El senador Marco Rubio tuiteó este jueves por la noche que los cables que suspenden el puente se habían aflojado y la firma constructora ordenó el ajuste. «Los estaban ajustando cuando cayó», añadió.

Los rescatistas provistos de artefactos de alta tecnología, perros entrenados y cámaras buscaron sobrevivientes entre los escombros antes de entregar la escena de los hechos a la policía.

Le puede interesar: Puente sobre el río Malacatoya es un peligro, aseguran pobladores

El gobernador de Florida, Rick Scott, y Rubio visitaron el lugar del percance con otras autoridades este jueves por la noche. Rubio dijo que la población y las familias de los fallecidos y heridos merecen saber «qué salió mal».

La investigación llegará al fondo de «por qué ocurrió esto y qué ocurrió», agregó el gobernador Scott, añadiendo que si alguien hizo algo mal, «le obligaremos a rendir cuentas».

El puente de 950 toneladas de peso, 53 metros de longitud y un presupuesto de 14,2 millones de dólares, tenía por objeto conectar unos edificios de apartamentos de estudiantes situados en el suburbio de Sweetwater, en los que viven cerca de 4,000 alumnos, con el campus principal de FIU, según la Policía del condado de Miami-Dade, en el sureste de Florida.

Las autoridades no han divulgado todavía la identidad de las víctimas mortales ni de los heridos.

Lea además:Construyen puente de 58.8 millones de córdobas en Ayapal, Jinotega

La construcción del puente comenzó en la primavera del año 2017 y se esperaba que concluyera a comienzos de 2019, y este pasado sábado se instaló precisamente la estructura principal sobre los pilares.

La obra del puente, que estaba previsto que pudiese soportar fuertes vientos durante los habituales huracanes que se viven en el sur de Florida, se aceleró después de que el pasado verano muriese atropellada una estudiante al cruzar la calle Ocho.

«Estamos conmocionados y entristecidos por los eventos trágicos que se han producido en el puente peatonal FIU-Sweetwater. En este momento todavía estamos implicados en los esfuerzos de rescate y recopilación de información», dijo la universidad en un comunicado.

Efectivos trabajan para «asegurar la estructura» mientras prosigue la búsqueda de pacientes, indicaron los Bomberos.