Piscinas “disparan” el consumo de agua en la época de verano

Una piscina móvil (inflable o desarmable) puede necesitar de 400 a 4,000 galones de agua en una llenada. Y si es en una alberca, en dependencia del tamaño, puede requerir más de 10,000 galones

A partir de este fin de semana los comerciantes esperan que las ventas de piscinas mejoren, pues para ellos han estado “frías”. Hasta ahora los flotadores han sido los productos con mayor demanda. LA PRENSA/ Uriel Molina.

Además de las fuertes temperaturas, la temporada de verano trae consigo el incremento del consumo de agua potable, ocasionado, entre otros factores, por el uso de piscinas. Una piscina móvil (inflable o desarmable) puede necesitar de 400 a 4,000 galones de agua en una llenada. Y si es en una alberca, en dependencia del tamaño, puede requerir más de 10,000 galones.

Para Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor (CJSAC), aunque es difícil censurar a las personas por el uso de piscinas, “ya que puede ser la única diversión que pueden tener en sus casas”, se pueden aplicar algunas medidas para que el agua se use de manera racional.

Según López, entre los meses de febrero y abril es cuando existe mayor uso del agua. Normalmente, dice, en una vivienda de cuatro personas el promedio de consumo es de 17 metros cúbicos por mes y en una vivienda de seis personas, el consumo ronda entre 23 y 26 metros cúbicos.

“El aumento que se puede dar en estos tres meses (de febrero a abril) oscila entre 6 y 7 metros cúbicos, tomando en cuenta que el metro cúbico equivale, aproximadamente, a seis barriles de agua”, explica. Es decir, de 36 a 42 barriles más por mes.

Este aumento también se verá reflejado en su próxima factura, que de acuerdo con el coordinador del (CJSAC), en dependencia del sector donde habite puede sumarle “de cien córdobas a más”.

El impacto

Aunque el aumento del consumo de agua no se puede evitar en el verano, dado que las altas temperaturas nos obligan a ingerirla o a utilizarla para aplacar el calor, sí se puede optimizar su uso. Ruth Herrera, coordinadora de la Plataforma Nacional de Defensa del Agua, manifestó “que el principal impacto que genera el aumento del consumo de agua en esta época es que los pozos cada vez reducen su caudal y no tienen capacidad de abastecer como en el invierno, que se reduce la demanda”.

Por otro lado, señala, “las personas compran más agua en barril y es más cara, compran más agua embotellada y eso afecta el presupuesto”. Herrera recomendó a “la empresa nacional del agua y las municipales, así como los Comités de Agua Potable y Saneamiento de Nicaragua (CAPS) que se preparen para enfrentar la demanda y aumentar las horas de bombeo, pese al encarecimiento de la energía”.

Además, “se debe elevar el número de horas dedicadas al mantenimiento para que no se siga derrochando tanta agua por las roturas de tubos”, enfatizó.

El ahorro de agua en casa

Las opciones en el mercado nacional para adquirir una piscina móvil son variadas. Puede elegir desde una pequeña, que cuesta unos 300 córdobas, hasta una grande, que ronda los 14 mil.  Este año los comerciantes ofrecen piscinas grandes que traen integrados filtros, para que el agua se cambie cada 15 días o cada mes.

También puede adquirir de manera independiente un filtro que puede costar de 1,000 a 1,200 córdobas. De esa manera usted evitaría el desperdicio continuo del líquido, aseguran comerciantes.

Juan Carlos López, del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor, también recomienda reutilizar el agua de piscina para el inodoro y para el jardín. También aconseja no regar continuamente el suelo o el asfalto y revisar las fugas internas en su hogar, ya que son “las más letales” y las que constantemente pasan desapercibidas.

Racionalice

Más de 40 barriles de agua, adicionales a su consumo regular, puede estar gastando en su vivienda en esta época de verano. Y de acuerdo con Juan Carlos López, del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor, en esta temporada seca es cuando Enacal tiene mayor desabastecimiento de agua.

López recomienda hacer buen uso del líquido, evitar llenar constantemente las piscinas y tomar un baño antes de entrar a ellas, a fin de que el agua dure más tiempo limpia. Son medidas para evitar que suba la factura y que el despilfarro afecte a otros barrios

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: