Instituciones de microfinanzas de Nicaragua presionan por captar ahorros

Concretar las reformas al marco legal y crear la infraestructura requerida para captar ahorros de sus clientes es la meta que mantienen para este año las instituciones de microfinanzas, que ven en esa actividad un gran potencial de crecimiento

Concretar las reformas al marco legal y crear la infraestructura requerida para captar recursos de sus clientes es la meta que mantienen para este año las instituciones de microfinanzas, que ven en la captación de ahorros un gran potencial de crecimiento sin aprovechar.

“Este es un tema que sigue pendiente, porque se tiene que reformar la Ley (Ley 769, Ley de Fomento y Regulación de las Microfinanzas). Queremos que se cambie esa ley, pero eso sigue pendiente de resolverse. Hemos avanzado, yo diría que hay un noventa por ciento de progreso en la propuesta de reforma a la ley, pero todavía tenemos que sentarnos con algunos actores de esta industria para ponernos de acuerdo en algunos aspectos de esa reforma”, dice Verónica Herrera, presidenta de la Cámara de Microfinanzas (Asomif).

Lea también: Microfinanzas de Nicaragua trabajan para captar depósitos

Herrera admite que no se ha realizado un cálculo que determine cuánto puede crecer el sector si suma a sus actividades la captación de ahorro, pero asegura que a partir de la experiencia de los países vecinos se puede determinar de que hay potencial para captar hasta dos mil millones de dólares en ahorro.

“Si nos comparamos con Honduras, ellos tienen una captación de ahorros de aproximadamente siete mil millones de dólares y Nicaragua tiene cinco mil millones de dólares; eso significa que hay dos mil millones de dólares menos en Nicaragua y que por ahí podría andar el potencial, porque la diferencia entre Honduras y Nicaragua es que allá las IMF sí pueden captar ahorros y en Nicaragua no, entonces podríamos marcar la diferencia”, señala Herrera.

También puede leer: El microcrédito crece 18 por ciento en Nicaragua

Clientes quieren ahorrar

Resultados preliminares de una encuesta a hogares que se está realizando en el país muestran que “una buena proporción de los encuestados ahorrarían si tuvieran la oportunidad de hacerlo. También una buena proporción de los consultados refleja su satisfacción por los servicios que ofrecen las IMF (Instituciones de Microfinanzas) como herramienta para el crecimiento y desarrollo de sus negocios”, señala el director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), Juan Sebastián Chamorro y añade que otro hallazgo de esta investigación es que los bajos salarios en el país impiden ahorrar.

También le puede interesar: Microcrédito rural se aleja de mujeres en Nicaragua

Para la presidenta del Consejo Directivo de la Comisión Nacional de Microfinanzas (Conami), Jim Madriz, permitir a las IMF captar ahorros es parte de los esfuerzos por ampliar la inclusión financiera en el país.

“Todas tienen el deseo (de captar ahorros), porque los clientes de las IMF dicen que quisieran que las personas que les están dando el crédito también les presten el servicio de recibir sus depósitos, porque la banca no llega al sector donde tienen presencia las microfinancieras”, señala Madriz.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, expresó que si las IMF “se van a meter a captar ahorros” tienen que manejar todos los sistemas que les permitan identificar e impedir —dentro del movimiento de los ahorros— transacciones prohibidas por ley como lo hace el resto de instituciones del Sistema Financiero.

“De eso se trata, gradualmente, poco a poco, ir determinando si vas a ir en ese camino entonces qué tenés que hacer; si vas a seguir siendo parte de la estructura de la Conami o ya tendrías que pasar a ser parte de la estructura de la Siboif (Superintendencia de Banco y Otras Instituciones Financieras), estas son las situaciones que están dentro de la discusión”, sostiene Aguerri.

Ahorro / Inclusión financiera

Buscan fondeadores

Según la Cámara de Microfinanzas (Asomif) durante el 2017 el crecimiento de sus instituciones socias fue de 18.5 por ciento, con un saldo consolidado de 518 millones de dólares.

Para incrementar el volumen de recursos de parte de sus fondeadores y donantes la Cámara de Microfinanzas (Asomif) organizó el Primer Encuentro de Inversión y Microfinanzas, que inició ayer y concluye hoy con ruedas de negocios entre inversionistas, acreedores y donantes, con el fin de facilitar el intercambio de información y gestiones entre los diferentes actores del sector que están en invertir o fondear a instituciones de microfinanzas de Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: