Lagunas cratéricas de Nicaragua serán propuestas como patrimonio mundial ante Unesco

Las lagunas cratéricas Masaya y Tiscapa necesitan acciones urgentes para evitar que se sigan contaminando, según el científico Jaime Incer Barquero.

Laguna de Tiscapa, Managua, senderismo

El sendero habilitado por la Alcaldía de Managua tiene una longitud de 2.5 kilómetros. LAPRENSA/O.NAVARRETE

Diez lagunas cratéricas nicaragüenses podrían ser reconocidas como Patrimonio Mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), ante la cual, el Gobierno de Nicaragua presentará la documentación para hacer el respectivo trámite de postulación.

Así lo informó la vicepresidenta designada por el Poder Electoral, Rosario Murillo. Las lagunas propuestas serían Consigüina, Tiscapa, Asososca- Managua, Maderas, Masaya, Apoyeque, Xiloá, Asososca-León, Apoyo y Monte Galán.

De acuerdo con el artículo 11 de la Convención sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural, los Estados Partes presentarán al Comité del Patrimonio Mundial, un inventario de los bienes del patrimonio cultural y natural en sus respectivos territorios, el cual deberá tener documentación sobre el lugar y el interés que representan.

Con referencia a los inventarios presentados por los Estados, el comité remitirá una Lista de patrimonio mundial, que “considere que poseen un valor universal excepcional”, los cuales estarán determinados por criterios establecidos.

Lea también: Más basura hacia la laguna de Masaya 

Al respecto, Murillo sostuvo que José Milán, asesor científico del Gobierno, hará una presentación ante la Cancillería de la República el próximo viernes. “Así es como vamos avanzando en la protección y el reconocimiento de nuestros patrimonios naturales”, dijo Murillo.

Lea también: Tiscapa se sigue contaminando ante la vista de todos 

El científico Jaime Incer Barquero refirió que estas lagunas conservan especies únicas que han sobrevivido durante miles de años; tienen un valor endémico, explicó. De no hacerse un plan de manejo y si no se acatan las acciones sugeridas para conservar las lagunas, “esa disposición (postulación ante la Unesco) es papel muerto, como ha sucedido con muchas áreas protegidas, que fueron declaradas como tales, pero que nunca recibieron la protección”, advirtió.

El plan de manejo tambien incluiría no solo el compromiso del Gobierno sino de los que viven en los sectores aledaños de esos espejos de agua, para que trabajen en la conservación de las lagunas, y no se les siga vertiendo aguas residuales ni basura, refirió Incer Barquero. Las lagunas que necesitan una atención urgente son Tiscapa y Masaya, debido a la cantidad de desechos sólidos que reciben.

 

Lea además: Proponen lagunas cratéricas como patrimonio de la humanidad 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: