Policía investiga a juez de Potosí en Rivas

Se conoce que la CSJ lo destituyó de su cargo junto a su esposa la juez de Tola

El monto total incautado por la Policía Nacional fue S$2,290,905 dólares. LA PRENSA/ TOMADA CANAL 2

El monto total incautado por la Policía Nacional fue S$2,290,905 dólares. LA PRENSA/ TOMADA CANAL 2

El juez único local de Potosí, Felicito Roberto Latino Telica, y la juez local único de Tola Astrid Fonseca Yubank, ambos del departamento de Rivas, ubicado al sur de Nicaragua, supuestamente fueron destituidos de su cargo esta semana, aunque oficialmente la Corte Suprema de Justicia no se ha pronunciado.

LA PRENSA solicitó la información a través de relaciones públicas, pero aún no han respondido.

Desde el domingo pasado se conoció que el judicial Felicito Latino fue trasladado por oficiales de Policía a las oficinas de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional en Managua, donde pasó varios días.

Según fuentes policiales el judicial está siendo investigado por la supuesta tramitación de reposición de partidas de nacimiento a extranjeros, misma que luego utilizan para tramitar cédulas de identidad nicaragüenses. Por este trámite supuestamente cobraba entre cinco mil y 10 mil dólares.

Policía investiga

El jueves, después de varios días de indagación, la Policía Nacional confirmó que está abierta la investigación en Rivas y no podía informar nada hasta que concluyera. “No podemos brindar información hasta que la investigación haya concluido y aún está en curso”, dijo Carlos Gutiérrez de la oficina de relaciones públicas.

LA PRENSA confirmó que el juez Latino Telica, ha estado ausente de su sala judicial desde lunes 19 de marzo, y las audiencias las está asumiendo la suplente. Se conoció que el recinto judicial fue intervenido por la Policía en supuestas investigaciones y se había llevado unos expedientes, lo que provocó la destitución del judicial y el traslado de dos secretarias.

“No, no sé dónde se encuentra el juez Latino, tampoco se cuando regresa”, manifestó una de las trabajadoras que se encontraba el juzgado de Potosí.

Una fuente judicial dijo que la juez Fonseca, esposa del juez Latino, también había sido citada a declarar a la DAJ, pero a ella no la dejaron retenida. LA PRENSA llamó a la juez Astrid Fonseca a su celular, pero contestó su hija y dijo que su mamá no podía hablar porque iba conduciendo y luego ya no volvió a contestar su celular.

Según fuentes judiciales hubo una orden de destitución para los jueces locales y a cambio no los acusarían penalmente para evitar el escándalo público que seguiría ensuciando la ya desgastada imagen del poder judicial.

Más involucrados

Extraoficialmente se conoció que el abogado Jimmy Hayman Gutiérrez, quien trabajó en las últimas elecciones municipales como presidente del Consejo Electoral Departamental de Rivas, por el Partido Liberal Constitucionalista, está siendo buscado por la autoridades policiales y no lo han logrado localizar en la zona.

Se dice que Hayman supuestamente realizó los trámites de reposición de partida de nacimiento de algunos extranjeros ante el juzgado único local de Potosí.

También se conoció que la Policía ha investigado a ciertas personas que supuestamente sirvieron de testigos en el trámite judicial, pero estás aún no quieren dar su versión porque aseguran que el caso está abierto y no quieren perjudicar a sus familiares.

Una de las cédulas que presuntamente se investiga es la de Alexander Enrique Velásquez Membreño, de 44 años de edad, quien fue detenido el pasado 13 de marzo en el puesto fronterizo de Peñas Blancas en Rivas, con 740,000 dólares ocultos en un furgón. El dinero era trasladado de forma oculta en un furgón proveniente de Guatemala con destino a Panamá, según informó en su momento la Policía Nacional.

El hombre con acento extranjero portaba cédula nicaragüense número 001- 250573-0008 R. y fue acusado de lavado de dinero el pasado 17 de marzo en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua, donde dio dos direcciones. Una en el barrio San Francisco del Palomar en Choluteca en Honduras y una en Nicaragua en el barrio La Fuente, contiguo a donde fue la venta Halcón Negro, en Managua.

LA PRENSA buscó a sus posibles familiares en el lugar, pero ningún vecino lo conocía y en la casa no había nadie porque sus habitantes andaban trabajando. “Ahí vive un señor con su esposa y no está preso porque anoche lo vimos y sale las mañanas a trabajar”, dijo un vecino del lugar.

Otro caso mencionado fue el del supuesto líder de los capturados con los 5.5 millones de dólares de nacionalidad costarricense, según declaraciones de la Policía , aunque a los juzgados finalmente no llegó ningún acusado extranjero.