Deforestación y pocas lluvias amenazan disponibilidad de agua en Managua

La deforestación en la parte alta de las cuencas hidrográficas del país, condenan a las ciudades. Sino se hace recarga en el acuífero, tampoco habrá disponibilidad del recurso hídrico, explicaron especialistas.

Cuenca Sur, reforestar

La Cuenca Sur de Managua es uno de los lugares que mas ha sufrido deforestación, aseguran ambientalistas. LAPRENSA/ARCHIVO

Parte de convertirse en una persona saludable implica tomar, por lo menos, dos litros de agua al día. El problema es que esa agua está amenazada por la disminución de lluvias y la deforestación, además de la cultura de desperdicio que se practica en el país.

Carlos Zelaya, del Centro Internacional de Agricultura Agraria (CIAT), explicó que el comportamiento de las lluvias ha cambiado; ahora son más intensas y en un corto tiempo se puede acumular hasta 100 milímetros de agua.
Ese componente, sumado a la poca cobertura boscosa, provoca que el agua no se infiltre.

En Managua, por ejemplo, la mancha urbana se sigue extendiendo y con ello la impermeabilización de la superficie, por ende, afecta las zonas de recarga, indicó Zelaya.

Lea también: Gobierno corre a reforestar Cuenca Sur 

El tema del agua compete a todos, por eso, aseguró que la población también tiene que cambiar su cultura y desarrollar una mayor conciencia ambiental sobre el manejo de los recursos hídricos.

Zelaya considera que el problema no se centra en que no se tenga agua, porque sí hay. “Si la sabemos manejar, es suficiente para tener buenos rendimientos”, explicó.

Cuando se despala una cuenca hidrográfica, no solo se tiene un impacto en las poblaciones cercanas a esta, sino que los efectos también se sienten en la ciudad, porque el agua que se toma en la ciudad depende de la recarga del acuífero.

Lea además: Managua está en serio riesgo por deforestación 

Matilde Somarriba, secretaria ejecutiva de la Red Nacional de Organización de Cuencas (Renoc), explicó que las fuertes corrientes que bajan de la parte alta de Managua y provocan inundaciones en la parte baja de la capital, son producto del mal manejo que se hace de la Cuenca Sur. “Así que no puede decir nadie que a mí no me afecta, porque nos afecta en cualquier parte de Nicaragua”, expresó.

Estas consideraciones se brindaron en un foro que organizó la Universidad Nacional Agraria en marco del Día Mundial del Agua, el pasado 22 de marzo.

Lea además: Proponen poner límite urbano a Managua