Uso de drones podría beneficiar a los nicaragüenses

En Nicaragua desde el 2014 se limitó el uso de drones solo para quienes operen a hasta 100 pies de altura y 30 metros horizontales, eso ha provocado que en los puestos fronterizos y aduanas decomisen este tipo de tecnología

agricultura

Desde hace cuatro año se prohibió el uso de drones en Nicaragua. LA PRENSA/ARCHIVO

Aerial Cam, fue una las primeras empresas que utilizaba drones para publicidad en Nicaragua en el 2012, dos años después que el negocio que se volvió próspero cerró porque la Ley 595, Ley General de Aeronáutica Civil los obligó, cuenta Juan Granados, quien entonces era director de la empresa.

En Nicaragua desde el 2014 se limitó el uso de drones solo para quienes operen a hasta 100 pies  de altura y 30 metros horizontales, eso ha provocado que en los puestos fronterizos y aduanas,  decomisen este tipo de tecnología, aunque cuando vino explorador y cineasta Sam Cossman no hubo restricción alguna.

Lea además: Nicaragua estudia el uso de drones

“Nosotros comenzamos el proyecto como innovación y en ese entonces doña Rosario Murillo, (vicepresidenta de la República) nos felicitó y nos dio un incentivo para seguir desarrollando el proyecto, pero en el 2014 Aeronáutica Civil nos mandó a restringir el uso de los equipos, la restricción fue tan fuerte que nos advertía que si lo seguíamos haciendo se iban a tomar acciones legales en contra nuestra”, explicó Granados.

Mientras Granados cerraba su empresa Aerial Cam, Difuso Comunicaciones  S.A, de Juan Carlos Ortega, hijo de presidente Daniel Ortega que en el 2012 comenzó a funcionar, tenía pase libre para usar drones para publicidad.

“Es un negocio rentable nosotros para entonces tenía muchos clientes, restaurantes, bienes raíces, hoteles, diversas instituciones que necesitaban imágenes aéreas, que con helicóptero costaban hasta novecientos dólares, pero nosotros con drones tenían un costo de trescientos dólares”, dijo Granados.

Lea también: Urbanizadores y turismo demandan uso de drones

Recientemente la embajadora de Estados Unidos, Laura Dogu en la “Perspectiva 2018. El camino hacia 2030 inicia hoy” sostuvo que otra forma de superar la limitación en infraestructura era auxiliarse de tecnologías innovadoras como los drones, tal como lo hace Ruanda, que es un país montañoso de África, con un pasado violento y más pobre que Nicaragua.

Dogu mencionó que en ese país, dada la reducida infraestructura vial, están usando drones para la entrega de sangre a los centros de salud. “Mientras que una entrega por vehículo podría demorar horas en aquellos lugares donde hay carreteras, una entrega por medio de drones dura 20 minutos“, sin necesidad de ninguna infraestructura adicional”.

Asimismo el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri dijo ya tenían lista  la normativa técnica del uso de drones, la cual desde hace cuatro meses venían elaborando seis  organizaciones integradas al Cosep la cual presentaría a la Asamblea Nacional.

Puede leer:Drones para elevar productividad agrícola en Nicaragua

Hjalmar Ayestas, presidente de la Cámara Nicaragüense de Internet y Telecomunicaciones (Canitel) señaló que aunque la cámara no participó en la elaboración de la normativa técnica del uso de drones, considera que el uso de esta tecnología en el país es necesaria.

Xinwei vende drones sin cámara

Otra de las inconformidades del sector es que la empresa de telecomunicaciones Xinwei, del empresario chino Wang Jing (concesionario del canal interoceánico), a través de su marca Coomarts desde inicios del 2017 ofrece en su sitio web drones que pueden operar hasta una distancia de 150 metros cuando lo permitido es 30 metros, según la ley de Aeronáutica Civil.

Sin embargo después de ocho meses la empresa dejó de vender drones con cámara y ahora en sus catálogos solo venden sin cámara, cuando la mayoría de sus compradores eran fotógrafos o publicitas.