Aumentó cifras de ahogados en Nicaragua en Semana Santa 2018

En Semana Santa disminuyeron homicidios y muertes en accidentes de tránsito, dice la Policía Nacional

En balnearios como Poneloya y Las Peñitas, los veraneantes no hicieron caso a las advertencias de peligro. LA PRENSA/E.LOPEZ

Las cifras de ahogados en Nicaragua aumentó en seis durante las vacaciones de Semana Santa en relación a las reportadas en el mismo período del 2017. La Policía Nacional y la Cruz Roja Nicaragüense coincidieron ayer en sus informes finales en cuanto a que fueron 23 ahogados durante la Semana Mayor. En total murieron cincuenta personas por diferentes causas.

Siete de esas muertes según los registros de la Policía Nacional ocurrieron en balnearios de Managua, cuatro en Masaya, tres en Jinotega.

Esta situación llevó a la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, Rosario Murillo, a anunciar que buscarán cómo incidir el próximo año para que haya menos muertes.

Murillo destacó que la mayoría de ahogados adultos fue porque ingresaron al agua en estado de ebriedad.

Una nota publicada en la página web de la Policía Nacional confirma que hubo menos muertes violentas y a causa de accidentes de tránsito, lo que llevó al subdirector de esa institución, comisionado general Francisco Díaz, a considerar como un éxito el plan implementado en estas fechas.

Además, que Díaz defiende la idea de que en el área de cobertura del plan verano no reportan muertes por estas causas.

Al finalizar la Semana Santa la Policía concluyó que hubo once muertes violentas, lo que representó seis casos menos que en el mismo período de 2017 cuando registraron 17 crímenes.

En cuanto a los accidentes automovilísticos, aunque hubo 92 percances más registrados en relación al período de Semana Santa de 2017, hubo menos muertes por esa causa.

La Policía reportó este año 788 accidentes de tránsito mientras en 2017 fue de 696 accidentes. Sin embargo, 16 personas perecieron en esta ocasión, 12 menos que en el año 2017.

Y al igual que en el caso de los ahogados, Díaz destacó que en los accidentes de tránsito hubo mucha incidencia del consumo de alcohol. En el caso de los fallecidos, en nueve de los casos estuvo de por medio la ingesta de bebidas alcohólicas, dijo.

Otra de las causas mencionadas por Díaz, fueron imprudencia peatonal, no guardar la distancia, giro indebido, caída de pasajero, y falta de precaución al retroceder.

Durante este período la Policía suspendió 472 licencias de conducir, de las cuales a 269 fue por conducir bajo efectos del licor y 203 por exceso de velocidad.

En cuanto a lo homicidios el Jueves Santo fue el día cuando más ocurrieron estos hechos sangrientos.

Del total de crímenes perpetrados durante estas fechas seis fueron ejecutados utilizando armas de fuego, cuatro arma blanca y uno por estrangulamiento. Cinco de estos hechos sangrientos fue por rencillas personales, cuatro por discusión en estado de ebriedad y dos por robo.

Informe de la Cruz Roja

La Cruz Roja Nicaragüense informó que entre los servicios brindados durante la pasada Semana Santa, permitió el rescate con vida de 283 veraneantes.

La benemérita institución informó ayer que dos mil voluntarios con especialidades en guardavidas, primeros auxilios, buzos, damas voluntarias, miembros del programa de la Juventud, entre otros prestaron servicios en 129 balnearios del país.

A su vez esa institución instaló cuarenta puestos de carreteras, a través de los cuales brindaron una atención inmediata en casos de accidentes de tránsito presentados.

Igualmente la Cruz Roja prestó servicio en actividades religiosas celebradas durante estas fechas.

4.5
millones de personas se movilizaron en las carreteras y vías del país, durante la Semana Santa, según la Policía Nacional. Esto significó un incremento del 20 por ciento en relación al año 2017.En la recién pasada Semana Santa aumentó el número de ahogados en el país según informe oficial.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: