Sobre el cobro selectivo a turistas

Si discriminamos contra los extranjeros al entrar a un puerto, por qué no hacerlo al entrar al hotel, a un restaurante, a una tienda, o al Teatro Nacional Rubén Darío

elecciones 2019

Mi artículo del miércoles 28 bajo el título “Ilegal y torpe el cobro a los turistas en el puerto lacustre de San Jorge” referente al dólar que la Empresa Portuaria Nacional (EPN) ha decidido cobrar selectivamente a los turistas por solo el hecho de entrar al puerto para resarcirse sus inversiones ha suscitado muchos comentarios de parte de los lectores, de tal manera que me referiré nuevamente al fascinante tema de si es correcto o no discriminar a los turistas, aplicándoles tarifas selectivas.

Y lo haré, publicando y contestando resumidamente una carta crítica del lector Donald Bonilla, quien se tomó la molestia de redactarla y enviármela a mi correo electrónico, no a la página web de LA PRENSA donde hay diez comentarios adicionales pero que por razones de espacio no me podré referir.

Dice don Donald: los servicios y facilidades turísticas se pagan en cualquier lugar del mundo… ¿Alguien reclama cuando va a Mukul? ¿O el que paga un millón de dólares por vacacionar con diez de sus amigos en una isla o cayo misterioso del Caribe nicaragüense, incluida la excursión aérea? Además del dólar cuestionado, pone de ejemplo el cobro de C$20 para ingresar al volcán Maderas… ¿tanta belleza escénica vale tan poco? ¿Cuánto vale respirar aire fresco en la China contaminada y otras ciudades llenas de veneno?

R. En ningún país del mundo en que he estado discriminan contra los turistas haciendo un cobro diferenciado por cualquier servicio. La EPN está en su derecho de cobrar por los servicios que presta, pero no cobrando a unos y a otros no. Los turistas deben ser tratados con guantes de seda y no sentir que por el hecho de ser extranjeros se les discrimina. En Mukul o en Calala de los Cayos Perlas los precios son exorbitantes pero no diferenciados para nacionales y extranjeros. Los que pueden pagarlos entran, los que no, deben buscar otro lugar para vacacionar.

Si discriminamos contra los extranjeros al entrar a un puerto, por qué no hacerlo al entrar al hotel, a un restaurante, a una tienda, o al Teatro Nacional Rubén Darío. Para promover el turismo en algunas tiendas de los Estados Unidos como Macys los extranjeros que demuestran que lo son, hasta reciben una rebaja del 11 por ciento.

No es lo poco o lo mucho, el dólar lo que cuenta. ¿Estaría mal si fuera el cobro por entrar a San Jorge digamos de $20 a los extranjeros, pero está bien que se les cobre tan solo $1? Es ilegal, porque es inconstitucional ya que ante la Constitución todos tienen iguales derechos, incluso los extranjeros, y no se les puede discriminar. Si es bueno cobrarles una tarifa discriminatoria en San Jorge, ¿por qué no es bueno cobrárselas cuando se montan a un taxi, en una embarcación o en un bus?

Dice don Donald: la industria del transporte acuático no se construye con tarifas de $1.40, si queremos calidad en el servicio y seguridad durante la travesía. ¿Cuánto cobran a las embarcaciones ticas que circulan por nuestro río San Juan? Las autoridades involucradas y los transportistas acuáticos deberían reunirse y consensuar un cobro diferenciado para los turistas justo y necesario para ambos sectores. Los turistas son personas bien informadas con poder adquisitivo y sobre todo aceptarán de buena gana las expectativas de un mejor servicio.

R. De acuerdo con que se deben revisar las tarifas actuales pero no para poner un cobro diferenciado para turistas extranjeros y locales. Esto es torpe porque en lugar de fomentar el turismo los ahuyentamos porque les estamos diciendo a los turistas que por el hecho de ser extranjeros deben pagar más.

Es contraproducente y torpe, no por lo del dólar, sino por la actitud discriminatoria. Ya estando en el país, a un turista no se le puede cobrar más que por los servicios que recibe, igual que a todos y no esquilmarlo por visitar diferentes regiones de exuberante naturaleza y aire puro como fue el caso de los 20 córdobas que les cobraban en el “checkpoint” por conocer el volcán Maderas o el volcán Masaya.

Finalmente: si la EPN tiene derecho de cobrar más a los extranjeros por entrar al Puerto de San Jorge, ¿por qué entonces no cobrarles más por entrar al Puerto Salvador Allende?

El autor es periodista, exministro de Turismo y exdiputado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: