LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Messi sin brillar. LAPRENSA/ EFE

El Barcelona gana caminando y se acerca a la semifinal de la Liga de Campeones

El Barcelona puso pie y medio este miércoles en las semifinales de la Liga de Campeones tras golear 4-1 a una Roma que regaló dos goles

De qué se preocupan ¿qué el Barcelona no jugó bien? En la era de Ernesto Valverde encanta por los resultados, no por su juego. Normalmente, Lionel Messi se encarga de reflejar la belleza del pasado, pero este miércoles no fue un volcán, tampoco dio la impresión el Barcelona de necesitarlo. Los culés vencieron caminando a la Roma, muy débil el proyecto de Monchi todavía para escupir en rueda de grandes, llegaron con esperanzas al Camp Nou y ante un rival de cortocircuitos terminaron goleados 4-1 en los cuartos de final de la Champions.

Te puede interesar: Un brillante Cristiano destroza a la Juventus en Turín y coloca al Madrid a un paso de las semifinales

La Roma le facilitó las cosas al Barcelona, se trataba de sobrevivir para llegar con vida de regreso a Italia, pero sufrieron el colapso. Poca creatividad, pocas llegadas de peligrosidad y muchos fallos defensivos. Se esperaba que Valverde usara de inicio a Dembelé, pero prefirió a Semedo como lateral y mover a Sergi Roberto al centro del campo para ayudar en la ofensiva y defensiva, la Roma en sus momentos fugaces pudo hacer daño con Perotti, principalmente en el segundo tiempo.

El Barcelona de repente se desconectaba del encuentro pero no pasaba nada. Tras el 1-0 el camino se hacía oscuro, pero cuando cayó el segundo gol el motor que les bombeaba vitalidad se apagó. Dos autogoles, el primero al 38‘ de De Rossi, aunque si el italiano no hubiese metido el pie Messi estaba esperando para matar. El caso del segundo gol fue diferente, posterior al centro de Rakitic, el defensor haciendo labores ofensivas, Umtiti apareció para empujarla, esta pegó en el poste y Manola la terminó empujando.

Lea también: Nicaragua jugaría en La Bombonera contra Argentina en la despedida de la albiceleste para el Mundial

Este miércoles fue uno de esos días en que el astro argentino llegó al partido sin la mira de su escopeta calibrada. Messi erró muchos disparos a portería, sino le faltaba potencia, abusaba de ella. Él quería su gol, al 52‘ pecó de egoísta, prefirió el disparo que abrirla por derecha con Sergi Roberto, sin embargo, el genio tiene licencia para todo. Al 58‘ Piqué puso el tercero tras un disparo de Suárez, con el rechazo de Allison y la bota del catalán empezó la goleada.

Dzeko al 79‘ ahogó sus penas con el gol de la Roma, Piqué buscó como interceptar la pelota, Umtiti fue al relevo y Alba olvidó seguir al bosnio. Nada que hacer para Ter Stegen. Sin embargo, el último de los catalanes para sellar su pase ocurrió a cuatro minutos del final con un centro de Denis Suárez que Fazio no reventó. Los errores se pagan caro ante los colmillos del uruguayo, Luis Suárez. 4-1 terminó el encuentro, el Barsa no necesitó a un gran Messi ni a un magistral Iniesta, simplemente ganó caminando.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: