El estrés nos engorda igual que la comida chatarra

¿Quiere bajar de peso? Entonces póngase a dieta, haga ejercicios y olvide el estrés. Esta última recomendación es fundamental. Ya le contamos por qué.

El estrés engorda al igual que una hamburguesa, dice una investigación

El estrés engorda al igual que una hamburguesa, dice una investigación

Por estrés podemos engordar lo mismo que al comer una hamburguesa con doble queso o una barra de chocolate, afirman científicos de la Universidad Brigham Young de Estados Unidos. Los expertos descubrieron en un estudio que el estrés afecta al intestino y esto ayuda a que se gane peso con más facilidad. Además, revelan los estudiosos en su publicación, el estrés nos induce a comer alimentos altos en azúcar y en consecuencia ganamos más peso del deseado. Otro de los factores que influye en el aumento de peso es el insomnio. “La corta duración del sueño se asocia a una mayor ingesta calórica total, a dietas con más grasas y menos proteínas y a reducir frutas y verduras”, explica Guillermo Fouce, profesor de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), a El País.

Lea también: “No llorés”, “calmate”, y otros pésimos consejos