Mipymes piden trato diferencial en reforma al Seguro Social

Aunque casi nunca lo han tenido —por muchas veces que lo han pedido—, las micro, pequeñas y medianas empresas quieren un trato especial en la próxima reforma al Seguro Social.

Las pymes son las principales beneficiarias del servicio de factoraje LA PRENSA/ARCHIVO

Aunque casi nunca lo han tenido —por muchas veces que lo han pedido—, las micro, pequeñas y medianas empresas quieren un trato especial en la próxima reforma al Seguro Social. Esta vez aseguran que no tienen la capacidad económica para soportar un aumento de 3.5 puntos porcentuales en la tasa patronal, el cual el Gobierno estaría analizando para salvar de la quiebra al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

De lo contrario, el sector que representa el 87 por ciento del soporte empresarial del INSS augura más informalidad empresarial, incluso muerte de algunas de ellas.

Leonardo Torres, presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), dijo que no pueden dar más de dos puntos porcentuales, sobre todo las micro y pequeñas empresas.

Lea también: ¿Por qué el Seguro facultativo no es la medicina de salvación para el INSS?

Actualmente las empresas contribuyen con el 19 por ciento, luego que el Gobierno en 2014 les aplicará un aumento gradual de tres puntos porcentuales. Ahora se analiza subirles hasta el 22.5 por ciento la tasa patronal.

“El incremento jamás puede ser arriba de 2 por ciento. El planteamiento de nosotros es que sea diferenciado para nuestra región en cuanto al aporte de la patronal, que vez del 3.25 (puntos porcentuales) sea menos”, afirmó Torres.

Esa es parte de la propuesta que han venido estudiando los representantes de los sectores que aglutina Conimipyme, la que contempla que el tratamiento especial para las mipymes sea por un tiempo determinado, de entre 5 y 7, o hasta diez años, mientras logran formalizarse.

“No estamos pidiendo que sea indefinido ese trato. Nosotros creemos que debemos poner un tiempo, creo que si en diez años una empresa ya no pasa a la formalidad, ya no hay manera que lo haga”, detalló.

Lea también: Seguro Social en Nicaragua pagó más subsidios a sus afiliados en 2017

Aunque no es de manera oficial que se va aplicar el aumento en las tasas de cotización desde ya valoran el impacto que tendría una medida de ese tipo, pues consideran que se convertiría en el principal cuello de botella para permanecer en el mercado formal.

Claudia Ordóñez, presidenta de la Cámara de Textil Vestuario, aseveró que será un doble golpe para las pymes porque si en la actualidad cumplen esa obligación con dificultad, será casi imposible lograrlo con el ajuste que se pretende hacer.

“Con esto del INSS en vez de incentivar, más bien nos asfixia y si a eso le sumamos el precio de la energía eléctrica, no nos dejan otra salida que reducir personal o desaparecer”, expresó Ordóñez.

Ajuste solo a las grandes

Para Alejandro Delgado, presidente de la Cámara de Cuero Calzado Nicaragüense (Camcunic), ese incremento a las tasas en las cotizaciones se debe aplicar solo a las grandes empresas porque tienen una estructura más sólida y organizada.

“Eso totalmente nos va a detener el proyecto de legalizar a las micro y pequeñas empresas, porque van a decir: no, hombre, yo no me legalizo, porque los trabajadores son reacios a asegurarse, porque igualmente ellos van asumir su techo. Si el Cosep propone asumir ese porcentaje es porque realmente ellos pueden pagar, pero nosotros no”, mencionó Delgado.

Lea además: Afiliación al INSS crece 0.2 por ciento

Esa posición es secundada por Blanka Callejas, miembro de la Red de Empresarias de Nicaragua (REN), quien expresó que desde esa organización harán un plan de incidencia, porque la mayoría de las socias que son dueñas de microempresas están dando ese salto a la formalidad y con ese tipo de medidas lo que hacen es que sea vea como una carga insostenible.

Torres ejemplificó que en economías como la de Argentina y Chile las micro y pequeñas empresas tienen un tratamiento especial para incentivar la formalidad y el crecimiento, lo cual se debe repetir en Nicaragua.

Piden reunión con autoridades

Conimipyme hoy entregará un escrito a las autoridades gubernamentales donde dejan por sentado estar de acuerdo con el aumento de las cotizaciones y edad de jubilación y que se reduzcan los gastos administrativos de esa institución, adelantó Torres, pero no precisó los datos específicos de la propuesta que fue elaborada con la participación de los presidentes de cada sector que aglutina esa organización.

“Es al Gobierno que le vamos hacer la propuesta, si va a haber un diálogo tienen que invitar al sector privado en su conjunto. El no escuchar a las mipymes es escuchar a una parte del sector privado”, resaltó Torres.

Mientras tanto, Camcunic elabora un documento que será presentado al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), para que lo incluya en la mesa de negociación.

Lea además: ¿Por qué los nicas están condenados a trabajar en su vejez?

Pero las mipymes raras veces son invitadas por el Gobierno a participar en este tipo de discusiones, la cual se limita a negociar exclusivamente con el Cosep, que representa principalmente al gran capital.
Arana: “Escuchar al país”

El extitular del Banco Central de Nicaragua, Mario Arana, refirió que ante la situación que enfrenta el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social “se debe escuchar al país y ver el tema con seriedad, tomándose el tiempo necesario para hacer los análisis”.

Según Arana, se debe hacer una mezcla de políticas que generen una salida estructural y que pueda ser más manejable para el país.

“La propuesta que he oído de cargarles a los trabajadores y a los empleadores contribuciones adicionales puede resolver el corto plazo, pero a costa de distorsionar el mercado laboral y es incentivo a la informalidad”, enfatizó Arana.

El también exministro de Hacienda y Crédito Público analiza que “tenemos un reto delicado frente a nosotros y ojalá que tomemos la mejor decisión en la medida que involucramos a los sectores en la solución, en la medida que escuchamos al país”.

Liquidar bienes

Para Arana, reducir los gastos administrativos está entre las opciones para salir de la crisis del INSS, pero no es la única. “Podés y debés reducir gastos administrativos, gastos operativos, deshacerte de activos que están sin producir nada o son activos que pesan demasiado y se necesita liquidez”, enumeró entre las alternativas.

Arana dijo que los fondos de pensiones típicamente se tienen en instrumentos líquidos de bajo riesgo y “aquí lo que hicimos es invertir en activos como hospitales, construcciones de vivienda, subsidios y sucursales del INSS que ahora están significando una carga operativa alta”.

Respecto a estas inversiones Arana expresó que “a la luz de lo que estamos viendo, yo no creo que sea el camino a seguir, es decir a estas alturas vas a tener que liquidar parte de esos activos y no sé si lo vas a poder hacer a buen precio”.

40 %
se estima que es el aporte de las micro, pequeñas y medianas empresas al Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Formalidad en riesgo

Los representantes de las micro, pequeñas y medianas empresas coinciden que en caso de aumentar el aporte a las tasas de cotización , fortalecería el alto nivel de informalidad de los negocios del país, que según datos de la Encuesta de Empresas Sostenibles Nicaragua 2015 —dato más reciente— el 88 por ciento de los negocios están en esa condición. “A nosotros nos está costando la formalidad. Si mandamos señales equivocadas no va aumentar la formalidad, tampoco la base de contribuyentes porque esto es así, todo está directamente relacionado”, explicó Leonardo Torres, presidente de Conimipyme.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: