Investigación de indígenas y afrodescendientes advirtió de situación en Indio Maíz

Estado de Nicaragua ha mantenido intentos de cooptación, vigilancia, campañas de descalificación y difamación contra miembros de gobiernos indígenas

Una investigación realizada el año pasado por la Alianza de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de Nicaragua (Apian) había advertido sobre el avance de la deforestación hacia la Reserva Indio Maíz, así como que las invasiones se agudizan, principalmente por los constantes anuncios de la implementación del Gran Canal Interoceánico en el área. Igualmente, refieren la ganadería extensiva e ilegal y por la explotación artesanal de oro.

El estudio abarcó todos los territorios indígenas existentes en Nicaragua, tanto en el Pacífico como en el Caribe.

Lea además: Lo que se sabe del incendio que devora la Reserva Biológica Indio Maíz

Y en lo que corresponde a los territorios de los ramas y krioles, señala que los campesinos se han adentrado a la reserva “con mayor agresividad”, sin que cuenten con el apoyo de las instituciones del Estado para detener las invasiones. Y califican de “crítica” la situación en la Reserva Biológica Indio Maíz.

“Las imágenes aéreas más recientes muestran la pérdida de cobertura forestal y la expansión de la frontera agrícola que sigue expandiéndose hacia las áreas legalmente protegidas de Cerro Silva y Punta Gorda; de no tomarse alguna medida significativa, hasta la Reserva Biológica Indio Maíz, de la Reserva de la Biósfera del sureste de Río San Juan Nicaragua, será pronto afectada irreversiblemente”, advierte el informe de Apian.

Zona de disputa

El informe afirma que todas las áreas protegidas de Nicaragua “están siendo sometidas a la intensiva demanda de los recursos naturales derivados del modelo extractivista que implementa el Estado, convirtiendo a estos territorios en zonas de disputas territoriales y conflictos sociales cada vez más intensos debido al proceso de colonización inducida”.

Puede leer: Ejército de Nicaragua declara zona de seguridad a la Reserva Indio Maíz

Esto, dice el informe, redunda en la deforestación, la contaminación de los recursos hídricos y pérdida de la biodiversidad, “afectando los medios de vidas de las comunidades de Corn River, Greytown e Indian River de los pueblos rama y kriol en la Reserva Biológica Indio Maíz y el Refugio de Vida Silvestre de Río San Juan, en particular”.

Falta de voluntad política del Estado

A su vez, cuestionan el hecho de que el Estado carece de la voluntad política, así como de los medios y la beligerancia necesarios para proteger este patrimonio. Señalan que ante esta situación, en mayo de 2017 diversas organizaciones ambientalistas, cooperativas, la Academia y los gobiernos comunales del Territorio Rama y Kriol acordaron impulsar el Encuentro Nacional de Actores Sociales la Reserva Biológica Indio Maíz, para promover su protección.

Lea también: Hostigamiento y persecución orteguista contra oenegé Fundación del Río

También denuncian que después de aprobada la Ley 840, Ley Especial para el Desarrollo de Infraestructura y Transporte Nicaragüense Atingente a El Canal, Zonas de Libre Comercio e Infraestructura, el Estado de Nicaragua “ha promovido y mantenido intentos de cooptación, ilegal vigilancia, campañas de descalificación y difamación” contra los miembros de los gobiernos indígenas y afrodescendientes.

Movimiento campesino preocupado

El coordinador del Consejo de Defensa de la Tierra, Medardo Mairena, expuso preocupación por la acción tardía del Gobierno en enviar fuerzas para controlar el fuego en la Reserva Indio Maíz, “que es un pulmón muy importante que debemos cuidar”.

Vea además: Expertos denuncian intereses detrás de catástrofe ambiental

“De alguna forma sentimos como que hay una complicidad del Gobierno (… ) por qué no verlo de carácter de urgencia, como a todos los nicaragüenses nos preocupa lo que está pasando en la reserva”, dijo Mairena, quien considera que se ha demostrado que al Gobierno no le interesa el medioambiente.

Se debe investigar

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) también se pronunció sobre lo ocurrido en la Reserva Indio Maíz. Denis Darce, funcionario de esa organización, señaló que el Estado de Nicaragua es el principal responsable de preservar el medioambiente y rehabilitar los recursos afectados. Se debe investigar las causas que provocaron el fuego e identificar a los responsables, pero también formular un plan de rehabilitación del medioambiente en esa zona.