Niño desaparecido en Siuna cumple un año sin dejar rastro

Un año después madre de niño desaparecido relata que fue investigada y retenida durante un día por la Policía Nacional en El Chipote

David Jirón y Ana María Laguna, padres de Francisco, robado de su casa en Siuna, cuando tenía 18 meses. LA PRENSA/E, ROMERO

A un año de la desaparición de Francisco Jirón Laguna, de 18 meses, en la comunidad San Martín Yaoya, de Siuna, Caribe Norte, la Policía Nacional ordenó al Instituto de Medicina Legal (IML), le realice una prueba de ADN a sus padres. La prueba ya fue practicada a los padres y se espera que en quince días estén los resultados.

David Jirón, padre del niño aseguró desde el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que las autoridades policiales no les brindan mayor información más que en el Ministerio de la Familia (Mifamilia), hay tres niños con características similares a las de Francisco.

Sin embargo, lamentó que las autoridades no les han permitido verlo y ni siquiera les muestran una fotografía, «para así tener una esperanza».

«Ese es el único dato relevante que yo encuentro en los doce meses, el examen de ADN», dijo Jirón, quien consideró que «no hay crimen perfecto sino mal investigado». Por otra parte, Jirón lamentó que a un año, su hijo no haya sido encontrado.

En marzo pasado Jirón demandó en Plaza El Sol,  mayor beligerancia en la búsqueda de su vástago. La demanda fue realizada por Jirón días después de haber observado un fuerte despliegue policial implementado en Chinandega para la búsqueda de otro niño desaparecido y localizado horas después.

Mientras, la madre del pequeño, Ana María Laguna, relató que poco después que ella denunció la desaparición del niño, la Policía la trasladó a Managua y durante un día la retuvo en El Chipote para investigarla. Laguna sostuvo que su hijo fue raptado el 20 de abril del año pasado de la hamaca mientras ella salió a buscar leña.

El funcionario del Cenidh, Juan Carlos Arce, demandó de la Policía Nacional mayor beligerancia en este caso, pues dijo el hecho que hayan transcurrido doce meses de la desaparición del niño indica que esa institución no ha hecho lo suficiente y ha llevado a la familia a realizar actividades investigativas.

Arce también cuestionó el procedimiento empleado por las autoridades de haber detenido a la madre para investigarla y en los interrogatorios le «inducían para que ella asumiera la responsabilidad del menor».

«Le decían vos sabés dónde está, si no decís dónde está te vamos a golpear. Eso me parece que es desde todo punto de vista reprochable».

Lea además:  Piden 25,000 córdobas para entregar a niño raptado en Siuna

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: