LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Secretario General de la OEA, Luis Almagro. LA PRENSA/EFE

Secretario General de la OEA, Luis Almagro. LA PRENSA/EFE

OEA pide «respetar el legítimo derecho a la protesta pacífica»

"La Secretaría General reconoce el legítimo derecho a la protesta pacífica, así como la libertad de expresión en el marco del Estado de Derecho", expresa la OEA.

La Organización de Estados Americanos (OEA) expresó este viernes su preocupación a la vez que condenó los hechos de violencia y las muertes de tres nicaragüenses en las protestas suscitadas en contra de las reformas a la Seguridad Social, impuestas por el gobierno de Nicaragua.

En un comunicado divulgado este 20 de abril, la Secretaría General de la OEA indica que ha seguido con «preocupación los hechos de violencia acaecidos en Nicaragua» y a la vez hizo «un llamado a la paz, al respeto de la institucionalidad y a esclarecer los crímenes cometidos».

«La Secretaría General reconoce el legítimo derecho a la protesta pacífica, así como la libertad de expresión en el marco del Estado de Derecho», expresa la OEA.

Lea: Dos jóvenes y un policía mueren en protestas durante enfrentamiento entre antimotines y ciudadanos en Managua y Tipitapa

El presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, aprobó esta semana una reforma que elevó de 6.25 a 7 por ciento la cotización a más de 900 mil trabajadores afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) .Además el sector empresarial formal deberá pagar 2 por ciento más en su contribución al INSS este año, y 1.5 puntos en los próximos dos años, el que se incrementará de 19 a 22.5 por ciento.

La reforma de Ortega afecta también a los jubilados porque se les deducirá el cinco por ciento de su pensión para el programa de enfermedad y maternidad. Todas las medidas empiezan a aplicarse a partir del 1 de julio de 2018.

Lea además: Jóvenes se rebelan en los departamentos de Nicaragua

Las reformas a la Seguridad Social son rechazadas por universitarios, grupos de la sociedad civil y todas las cámaras empresariales pues advierten que significan un deterioro en los salarios de los trabajadores y dañan la capacidad de generación de empleo de las empresas y, con todo ello, provoca una desaceleración de la economía nicaragüense.

Desde el miércoles pasado se han registrado protestas en los principales departamentos del país que son encabezadas por estudiantes universitarios. El Gobierno ha respondido con agresiones de parte de las turbas de la Juventud Sandinista y de las fuerzas antimotines de la Policía Nacional, aunque la represión no ha logrado desanimar a los manifestantes.

Lea: ONU insta a gobierno de Ortega a evitar ataques contra manifestantes y medios de comunicación

Anoche, en el segundo día de protestas de universitarios y pobladores en contra de las reformas sobre la Seguridad Social, murieron un universitario, un activista del gobernante FSLN y un policía en medio de los enfrentamientos.

Llamado a esclarecer crímenes

«La Secretaría General condena todo tipo de violencia y los asesinatos cometidos contra los ciudadanos civiles Richard Edmundo Pavón Bermúdez y Darwin Manuel Urbina Urbina, y el subinspector de la Policía Hilton Rafael Manzanarez Alvarado», expresó la OEA en su comunicado.

Richard Pavón fue identificado por la Policía de Nicaragua como un activista sandinista.

El joven Darwin Urbina era estudiante de Contabilidad de la Universidad Politécnica (Upoli)  y falleció este jueves en el sector de esa universidad durante la represión de los antimotines que sufrieron quienes protestaban contra las reformas al INSS.

La Organización «hace un llamado a la paz, al respecto de la institucionalidad y a esclarecer los crímenes cometidos».

La OEA se sumó así a organismos internacionales y a la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos quienes también se han pronunciado sobre la situación que vive Nicaragua tras las protestas contra las reformas a la seguridad social, y se sumaron a exigirle al Estado nicaragüense a cumplir sus obligaciones internacionales del derecho a la libertad de expresión y a la libertad de reunión pacífica.

Rosario Murillo, vicepresidente designada por el poder electoral y esposa de Ortega, solo condenó las muertes del subinspector de la Policía, Hilton Manzanares y del activista sandinista Richard Pavón.

Murillo, la madrugada de este jueves a través de medios oficialistas, calificó de «crímenes de odio» las muertes de estas dos personas, pero ni siquiera mencionó al estudiante Darwin Urbina.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: