Antimotines reprimen a ciudadanos que marchan en carretera a Masaya contra reformas al INSS

Antimotines de la Policía Nacional reprimieron a los protestantes que se manifestaban de forma pacífica

Rosario Murillo

La vicepresidenta designada por el poder electoral, Rosario Murillo, volvió a descalificar y minimizar las protestas por las reformas al Seguro Social, que ya llevan tres días continuos. LAPRENSA/E. Chamorro

Miles de ciudadanos han sido reprimidos por antimotines durante una manifestación realizada este viernes en la carretera a Masaya, en rechazo a la reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), aplicada por el presidente designado por el Poder Electoral, Daniel Ortega.

Agentes de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional reprimieron a los protestantes que se manifestaban de forma pacífica y detuvieron a varios.

«Señor, señora, no sea indiferente, se están robando al INSS en la cara de la gente», «El pueblo unido jamás será vencido» y «Daniel dictador, Sandino se avergüenza», son las principales consignas que grita la población, en su mayoría jóvenes, que portan banderas azul y blanco, así como pancartas con mensajes en contra de Ortega.

Lea más en: EN VIVO | Adolescente muere en enfrentamiento entre universitarios y antimotines

Cabe mencionar que a esta marcha se unen sectores profesionales que laboran en distintas empresas de la capital. Salieron de la rotonda Jean Paul Genie con dirección a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI). La marcha transcurre con tranquilidad.

«Estamos hartos de los abusos de Ortega. En este país existen leyes, las que irrespeta y no vamos a tolerar más. Aquí está el pueblo diciendo NO al dictador», dijo la estudiante María José Samayoá.

Las reacciones

Arístides Solórzano dijo: «Aquí está el pueblo en las calles expresándose cívicamente y con el derecho constitucional a protestar en rechazo a la reforma del seguro social».

Lea también: Las claves para entender las protestas en Nicaragua

Por otro lado, Ana Lazo, también estudiante, envió un mensaje a Ortega: «Señor presidente, en sus manos está evitar que se derrame sangre, nuestra protesta es pacífica y justa. De usted dependerá una solución porque ya estamos en las calles en rechazo a la reforma del seguro social».

Desde la llegada de Ortega al poder, no se había visto una marcha que movilizara a miles de ciudadanos.

Le puede interesar: Monimbó, el bastión histórico del FSLN, se rebela ante el orteguismo

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: