pobreza, educación

Doña Rosario, ¿discípula de Orwell?

La pareja presidencial debería meditar sobre lo contraproducente que es usar la violencia y lo inútil que es disfrazarla con un discurso orwelliano.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: