Real Madrid y Bayern, ante la dependencia a Cristiano y Lewandowski

El Bayern de Múnich y el Real Madrid se enfrentan este miércoles en semifinales de la Champions League, en un duelo de dos titanes europeos

Real Madrid, Bayern de Múnich, Champions

Robert Lewandowski ha marcado 45 goles en sus actuaciones en la Liga de Campeones de la UEFA, una marca que le respalda para ser considerado el goleador del Bayern de Múnich. LA PRENSA/AFP

El Bayern de Múnich y el Real Madrid, que se enfrentan el miércoles en semifinales de la Champions, figuran entre los mejores equipos del mundo, pero comparten el mismo talón de Aquiles: la dependencia de Cristiano Ronaldo por el lado madridista y la de Robert Lewandowski, por el bávaro.

“Cristiano es Cristiano, toda su vida ha sido un jugador así, capaz de marcar 60 goles por temporada. Es verdad que no tenemos ninguno más que lo haga, pero tenemos otros que pueden marcar”, dijo Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid, admitiendo implícitamente que no hay soluciones milagro en caso de ausencia del astro portugués.

Lea también: Jaime Moreno dedica gol a los nicaragüenses que “viven momentos difíciles”

En Múnich, es el presidente del club, Karl-Heinz Rummenigge quien se encarga de promocionar a su estrella. “Robert es probablemente el mejor ‘9’ en Europa”, dijo, recientemente, desmintiendo categóricamente todos los rumores de traspaso del polaco, incluido (y sobre todo) hacia el Real Madrid.

Los números hablan por sí solos: En Champions, Ronaldo ha situado sus récords en niveles prácticamente inaccesibles: 120 goles en 150 partidos, 15 de ellos esta temporada, a dos tantos de su récord de 2013-14 (17). Ha marcado al menos un gol en sus últimos 11 encuentros en el torneo continental. Contra el Bayern de Múnich, el portugués ha hecho diana en 9 ocasiones en tres enfrentamientos europeos, cinco de ellas la temporada pasada en cuartos de final (doblete en la ida en Múnich y triplete a la vuelta en Madrid).

En cuanto a su actual forma, también está en un momento dulce: acaba de jugar 12 partidos consecutivos marcando al menos un gol (22 tantos en total), igualando su mejor serie con la elástica blanca, 12 partidos seguidos en 2014.

Frente a él, Lewandowski “solo” ha marcado 45 goles en la Liga de Campeones, que nunca ha ganado, pero él también sirve para asustar al adversario.

Le recomendamos: Nápoles conquista Turín y se coloca a un punto del Juventus

Nadie en Madrid ha olvidado el KO que infligió al equipo blanco en la semifinal de 2013. Entonces vistiendo la camiseta del Borussia Dortmund, también logró un póquer de tantos para la historia en la ida (4-1). Cristiano replicó para mantener vivo a su equipo, pero finalmente fue el Dortmund el que pasó a la final, donde perdió contra el Bayern 2-1.

El pasado año, su ausencia por lesión pesó mucho cuando el Bayern recibió a los Merengues en la ida de los cuartos de final. Cristiano reventó la defensa bávara sin que el Bayern pudiera replicar. El gol de penalti del polaco en la vuelta no evitó la eliminación en la prórroga (1-2, 2-4 tras la prórroga).

Gestión de tiempo de juego

Con los 33 años de Cristiano y los 29 de Lewandowski, sus entrenadores Zidane y Jupp Heynckes se enfrentan al mismo problema: ¿cómo gestionar a sus goleadores y que lleguen en forma para los partidos decisivos de abril y mayo, en que realmente se juega la Champions, la Copa y la Liga?

Lea también: Chelsea supera al Southampton e intentará salvar la temporada en final de FA Cup

Zidane no tiene otra opción que dejar fuera algunas veces a su cinco veces Balón de Oro para que recupere, pese a que, desde la salida de Álvaro Morata al término de la pasada temporada, no tiene un sustituto real. El método, por ahora, ha dado un gran resultado en la Liga de Campeones.

Lewandowski, por su parte, se había adelantado. Siendo el único jugador de campo que había jugado a prácticamente todos los partidos, reclamó —y obtuvo— que el Bayern le busque un sustituto. Es el internacional alemán Sandro Wagner quien ha aceptado el reto y que los sustituye frecuentemente en la Bundesliga desde su llegada a Múnich en el mercado de invierno (boreal).