General en retiro Joaquín Cuadra: «El Ejército no tiene porque intervenir» en protestas

El exjefe del Ejército, el general en retiro Joaquín Cuadra Lacayo (1995-2000), consideró el domingo innecesaria la intervención de las fuerzas armadas en las protestas que cuestionan las reformas de la seguridad social.

En el parque central de Estelí fueron puestos efectivos del Ejército del primer comando militar regional. LAPRENSA/CORTESÍA

El exjefe del Ejército, el general en retiro Joaquín Cuadra Lacayo (1995-2000), consideró el domingo innecesaria la intervención de las fuerzas armadas en las protestas que cuestionan las reformas de la seguridad social.

El país cerró el domingo con el quinto día de protestas con un balance de 30 muertos, según organismos de derechos humanos, pero además con detenciones en un número no determinado por las autoridades del ejecutivo de Daniel Ortega, sumado a las agresiones a universitarios, ancianos y periodistas a manos de estructuras partidarias del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Le puede interesar: Así te contamos el quinto día de las protestas contra las reformas el INSS

“(Las protestas) no ameritan intervención del Ejército, en todo momento ha estado con la posibilidad de control la Policía”, dijo vía telefónica Cuadra.

El jefe militar cuestionó el papel de la institución policial que ha protegido a grupos del Gobierno, que Cuadra no mencionó por su nombre.

Terror

Públicamente se ha denunciado el terror impuesto entre la población por la Juventud Sandinista y los motorizados, ambos del partido de gobierno, actos cometidos frente a la pasividad de la Policía.

El domingo, el presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, prometió revocar las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que ya habían sido publicadas en el diario oficial La Gaceta, y que establecían un aumento de las cuotas tanto para trabajadores como para empleadores en su contribución al sistema .

Lea también: Gobierno orteguista anula cambios en la seguridad social

Ortega prometió también poner el orden, llevar a los tribunales a los responsables de la violencia y a los protagonistas de los saqueos a los supermercados que fueron noticia el fin de semana, y que algunos analistas políticos relacionan con simpatizantes del Gobierno.

“Me parece que toda esta situación es un acumulado, no es surgido por las medidas que se tomaron alrededor del INSS. Es un acumulado de lo que hemos estado viviendo donde ha habido cierre de espacios de expresión, por mucho tiempo la gente que quería salir a decir su opinión era castigada”, añadió Cuadra.

Las declaraciones del general en retiro se dan un día antes de la marcha a la que ha convocado el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), el único interlocutor al que reconoce Ortega.

Lea además: Condena internacional a represión policial contra protestas en Nicaragua

El Cosep confirmó que la marcha será hoy. Está previsto que los representantes de la principal patronal del país, junto a otros sectores, marchen a partir de las 3:00 de la tarde. El punto de reunión será la rotonda de Metrocentro, en Managua.

El ejecutivo invitó como garante del diálogo al arzobispo de Managua, el cardenal Leopoldo Brenes. En esta crisis, el Ejército también ha emitido su opinión. A través de su vocero, el coronel Manuel Guevara, la Comandancia presidida por el general Julio César Avilés apoyó el diálogo propuesto por el Gobierno.

Derecho a la protesta

El excomandante en jefe estimó que la movilización pacífica del Cosep es una recuperación del derecho a manifestarse de parte de la población, después que durante años se dijo que solo un partido político era el dueño de las calles.

“Va a legitimar el derecho que nos han negado durante tanto tiempo de poder marchar. Mañana convocados por el Cosep se va a hacer una marcha y se espera que quede establecido que cualquier grupo, siempre de manera pacífica, tendrá el derecho a marchar”, expresó el general retirado.

Cuadra insistió en la responsabilidad de una posible intervención militar. “Se ha rumorado de que se vaya a usar el Ejército para reprimir. Esa es una posibilidad muy remota. No la veo absolutamente. Sería un error histórico, de incalculables magnitudes para el Ejército y Gobierno de Nicaragua”, agregó Cuadra.

Lea además: Cuatro días de protestas y enfrentamientos dejan más de 30 muertos en Nicaragua

“El Ejército no tiene por qué intervenir”, reiteró. Según el exjefe castrense, pese a las críticas que se le ha hecho en la sociedad a la cúpula militar por su cercanía y complicidad con el ejecutivo, la institución y sus miembros siguen siendo los mismos para él.

“Tiene algunas cosas diferentes. La ley ha cambiado. Permite la reelección del comandante en jefe ”, sostuvo Cuadra .

En medio de la crisis actual, el ejecutivo ordenó el despliegue de militares para proteger centros estratégicos del país, de acuerdo con Cuadra, pero él hace la diferencia entre esas funciones con la posible intervención de la que habló.

La Doctrina Militar

Cuadra tuvo un papel destacado en la doctrina militar, con la que el Ejército dejó de ser partidario en 1994 y se convirtió en nacional, la misma que los expertos aseguran que ha sido irrespetada por la actual comandancia hasta provocar una involución en la institución.

“El papel de las fuerzas armadas está bien claro en la Constitución y las leyes, y sobre todo, bien claro en la doctrina militar que se vino desarrollando con la profesionalización”, explicó Cuadra.

Lea además: Gobernador de Puerto Rico: En Nicaragua hay “un atentado contra los derechos humanos”

Para el general en retiro, “el corazón de esta institucionalización es precisamente con los cambios que hubo en la historia de Nicaragua. El Ejército era apolítico, apartidario”.

El general en retiro es el segundo excomandante en jefe del Ejército que se pronuncia sobre el caso concreto de las protestas contra las reformas del INSS.

En días pasados, el general en retiro Humberto Ortega (1979-1995) aseguró que las protestas de los ciudadanos eran legítimas.

Lea además: Nicaragua le protesta a Costa Rica porque le sugirió que respeten derechos humanos

En el discurso del gobierno de Ortega, quienes protestan son grupos minúsculos y tóxicos, “vampiros que reclaman sangre”. Así lo expresó la vicepresidenta Rosario Murillo.

Ortega, en cambio, ve una “conspiración” en las manifestaciones y se queja de que buscan cómo dañar la imagen de Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: