El Real Madrid gana por oficio a un Bayern sin suerte y se coloca a un paso de Kiev

El Real Madrid consiguió un valioso triunfo por 2 a 1 en el campo del Bayern de Múnich, este miércoles en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones, que le acerca a la final del 26 de mayo en Kiev

El Real Madrid vino desde atrás para girar el marcador. LAPRENSA/AFP

Pasar apuros se ha convertido en una forma de vida, sudar para ganar y en ocasiones recostarse a la suerte. El Real Madrid gana por oficio en la Champions, es como si fuera clarividente, no importa como esté la cuesta, los blancos siempre ganan. Este miércoles en Múnich bien se puede afirmar que no fueron superiores en  juego, pero sí en el resultado. Ya lo dijo el cronista Enrique Ortego, si quieren ver futbol poético está el Barsa, un equipo contragolpeador está el Atlético de Madrid, pero un conjunto ganador es el Real Madrid. Así lo demostró al vencer 2-1 de visita al Bayern de Múnich.

Le recomendamos: Nápoles conquista Turín y se coloca a un punto del Juventus

Después de un inicio un poco confuso del Madrid, donde Thomas Muller falló el pase de Robert Lewandowski, el Madrid trató de encontrarse consigo mismo, pero el gol de Joshua Kimmich al 27′ levantó el ánimo de los alemanes. Un gol que tiene complicidad de Keylor Navas, el tico pensó que sería un centro y no un disparo, lo atrapó movido y solamente pudo rozar el esférico. Pero tanta culpa tiene Keylor como el mismo Marcelo, quien le había dejado la banda izquierda al lateral del Bayern como una pista de aterrizar.

Siempre la señal de venganza está presente en el deporte. James se sintió elevado cuando asistió a Kimmich, fue como restregarle a Zidane lo poco importante que lo consideró. El Madrid se despeinó por completo, ni dueño de la pelota ni de las oportunidades a gol. El Bayern cometió fallos que se siguen lamentando como cuando al 33′ Ribery recibió un pase de Thiago Alcántara y no pudo disparar cara a cara con Navas. No obstante, antes de terminar la primera parte, Marcelo se enderezó y expió sus culpas al marcar con su zurda mágica, un gol para enmarcar. Sin hacer mucho el Madrid se iba al descanso como si nada hubiese pasado.

Lea también: Jaime Moreno dedica gol a los nicaragüenses que “viven momentos difíciles”

En la segunda parte, la entrada de Asensio le dio otro color al ataque del Madrid. Isco, quien salió por problemas en el hombro estaba desenchufado, Cristiano Ronaldo continuó sin aparecer, pero el Madrid tenía armamento suficiente. Tras el error en la salida de Rafinha, Lucas Vázquez y Asensio se combinaron para batir a Ulreich. Asensio colocó la pelota en las redes al 56′. Sin embargo, el Bayern no descansó en la búsqueda del empate, pero Keylor mostró su garra ante dos disparos de Ribery con marca de gol, mientras Lewandowski fallaba una pelota en su especialidad: de cara al marco.

El Madrid gana por oficio, por una fuerza natural, se puede discutir quien fue mejor, pero eso nunca le ha importando al equipo que tiene más orejonas en sus vitrinas.