Everth Cabrera llegó a 400 robos de bases en su carrera en el beisbol profesional

Everth Cabrera será recordado por la velocidad. Ganó el liderato de robos de la Liga Nacional con 44 en 2012. Cuatro años antes estafó 73 bases en Clase A.

Everth Cabrera lleva 402 robos en su carrera profesional. LA PRENSA/ARCHIVO

El primer robo de Everth Cabrera con los Leones de Yucatán, su nuevo equipo en la Liga Mexicana, fue especial sin saberlo para el nica, porque fue el número 400 de su acelerada carrera profesional.

Cabrera será recordado por la velocidad. Ganó el liderato de robos de la Liga Nacional con 44 en 2012. Cuatro años antes estafó 73 bases en Clase A y no solo encabezó la Liga Suratlántica, sino todos los circuitos profesionales asociados a la MLB. Y la primera de sus tres coronas de robos fue en 2006, en la Liga de Verano de República Dominicana, en donde sus 43 asaltos representaron más que los de varios equipos completos.

Lea además: Everth Cabrera fue nombrado el Atleta Profesional del Año 2012 de Nicaragua por su liderato de robos en las Grandes Ligas.

Ahora, rumbo a los 32 años de edad, quiere sacarle el máximo provecho que le queda a su carrocería de Ferrari y lleva 10 robos de bases en 29 juegos en México. El año pasado tuvo esta misma cantidad en Ligas Menores con los Medias Blancas, pero en el doble de partidos.

El 400

Cabrera robó su base 400 al receptor Carlos Paulino, de los Guerreros de Oaxaca. Su primera estafa fue en 2005 en la Liga de Verano de Dominicana, recién firmado por los Rockies de Colorado.

El robo 100 del nandaimeño fue el 3 de abril de 2008, en el primer partido de la temporada en la Liga Suratlántica con Asheville. Ese día le estafó tres colchonetas al receptor Maxwell Sapp, de Lexington.

También: El debut de cada nica en la historia de las Grandes Ligas.

El 200 llegó cuando ya estaba en Grandes Ligas con San Diego en 2009. Fue el 28 de agosto venciendo el brazo del receptor de los Marlins John Baker.

El 300 también fue en el Big Show, el 24 de abril de 2012, ante el receptor de los Piratas Michael McKenney.

Se cree que los robadores de bases están desapareciendo por el riesgo que toman los corredores, no solo de ser outs, sino de sufrir una lesión, con respecto a los altos salarios de hoy en día en las Grandes Ligas, en donde además los jonroneros han crecido, así que el impulso de ganar una base adicional a pura velocidad ha bajado, porque el poder se está imponiendo.

De modo que Cabrera podría ser uno de los últimos jugadores de la vieja escuela, que todavía sobrevive en el juego a base de velocidad.

Más robos en las Menores

Cabrera robó 226 bases en las Ligas Menores y ahí ganó dos coronas: 43 la Liga de Verano de República Dominicana en 2005 y 73 en la Liga Suratlántica en 2008.

En Grandes Ligas, el nandaimeño estafó 138 colchonetas, incluyendo 44 en 2012 para ser el único bateador nica con un liderato en la historia del Big Show.

En la Liga de Beisbol Profesional de Nicaragua registra 16 robos y  en las Ligas Invernales de Dominicana y México acumuló 12.

Ahora por primera vez está jugando en la Liga Mexicana en verano y lleva 10 robos, en una especie de nuevo aire en este oficio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: