Orteguistas pretendían quemar Radio Darío con doce personas adentros

Director de Radio Darío denuncia en el Cenidh que teme por su vida, la de su familia y la de sus trabajadores

El director de Radio Darío, Aníbal Toruño, denunció en el Cenidh que teme por su vida. LA PRENSA/E. ROMERO

Los vándalos que quemaron Radio Darío en León, pretendían incendiarla con las doce personas  que estaban en el interior, denunció en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Aníbal Toruño, tras advertir «hoy por hoy me siento amenazado en mi vida, mis familiares y mis trabajadores», de lo cual responsabilizó al Gobierno y a las dos personas entre ellas un diputado que dirigieron la quema de la emisora.

El director de Radio Darío aseguró en el Cenidh que lo ejecutado contra esa emisora no fue una simple destrucción «se trató de un atentado terrorista que pretendía terminar con la vida de su director y también de todos los que estábamos integrando la transmisión en vivo».

«Fue lamentable lo ocurrido (…) nosotros estábamos en la parte extrema del edificio estábamos encerrados nueve personas más tres periodistas, entran encañonan al CPF, botan la puerta y comienzan a tirar quince galones de combustible, por la casa y por el techo», relató Toruño en el Cenidh  quien aseguró que el «comando» lo dirigió un diputado junto a otra persona plenamente identificada.

Luego de esto explicó estas personas  se retiraron unos  tres metros y dispararon un mortero hacia adentro de la radio «sin poder analizar que cuando utilizas gasolina, la radio se había convertido en una bóveda de gas por lo tanto explotó de una manera extraordinaria y fue tan grande la explosión que también alcanzó a los dos personas que estaban en ese momento al momento de tirar el mortero y los bañó», dijo Toruño.

LEA: Orteguistas agreden a ciudadanos que protestaban por las reformas al INSS en León

Dos de ellos han muerto Apolonio Díaz Delgadillo y Jimmy Báez, ambos contratados para ejecutar la quema.

«Yo ya los perdoné y saben por qué los perdoné porque son gente sencilla, son gente humilde les habían pagado 500 córdobas para matar, para destruir», denunció Toruño ante la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez.

Toruño apeló a la razón del presidente designado por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega, de que «esto no puede seguir ocurriendo en Nicaragua».

Una muerte no se justifica bajo ninguna razón, dijo Toruño quien demandó al Gobierno a ser responsable y determinar quiénes fueron los culpables de los crímenes ocurridos durante los últimos días de protestas  en todo  el país que  iniciaron con las reformas a la ley de seguridad social.

Núñez indicó  que esta es una de las situaciones más graves que se presentan y es un ataque directo a la libertad de expresión, pues Radio Darío «es la voz más autorizada que hay en occidente y que cubre más allá de occidente».

«No lo podemos ver con indiferencia esta situación, consideramos incluso que la agresión a Radio Darío es una agresión a la gente independiente y consciente de León», aseguró Núñez, tras explicar que enviarán información urgente al Relator Especial de Libertad de Expresión, Edison Lanzas y a las Naciones Unidas.