Nicaragüenses oraron en Miami por víctimas de masacre orteguista

Comunidad nicaragüense en el exterior también pide renuncia de Ortega

La comunidad de nicaragüenses en Miami se ha sumado a las oraciones por que se logre un cambio pacífico de Gobierno en Nicaragua. LA PRENSA/ JUDITH FLORES

La comunidad de nicaragüenses en Miami se ha sumado a las oraciones por que se logre un cambio pacífico de Gobierno en Nicaragua. LA PRENSA/ JUDITH FLORES

La comunidad de nicaragüenses en el sur del Estado de la Florida, Estados Unidos, se congregó en sus parroquias para orar por la paz de Nicaragua, y en memoria de los jóvenes muertos durante la represión desatada por grupos de choque del gobierno del designado presidente Daniel Ortega, durante las protestas que iniciaron en contra de las reformas a la Seguridad Social.

Los nicaragüenses se reunieron la noche del jueves en la iglesia Divina Providencia, San Juan Bosco, en La Pequeña Habana y en St. Catherine of Siena Church, al sur de Miami, donde se celebraron misas para orar por que se supere de manera pacífica la crisis que atraviesa Nicaragua.

Alfonso Chang fue uno de los nicaragüenses que acudió al servicio religioso en memoria de los estudiantes fallecidos a manos de la Policía Nacional y los grupos de choque del gobierno orteguista.

Lea: Relatores de Derechos Humanos de Naciones Unidas consternados por la violenta represión de Ortega

Chang manifestó indignación por la represión. “Daniel Ortega es el único asesino en Nicaragua. Hablaba de que (Anastasio) Somoza era un asesino, pero es peor que Somoza, él ha asesinado a todos esos muchachos, hay muchos heridos y otros están desaparecidos. Nos hemos reunido para orar por ellos y por la paz de nuestra Nicaragua”, expresó Chang.

La represión contra las protestas lideradas por estudiantes universitarios dejó un saldo de 34 muertos, confirmados por LA PRENSA, aunque las organizaciones de derechos humanos cifran en 63.

Lea: Daniel Ortega se esfuerza en arruinar diálogo, según opositores

Que Ortega salga del gobierno

Lillieth Morales dijo anhelar una Nicaragua libre. “Queremos que el dictador (Ortega) salga (del Gobierno), no queremos más derramamiento de sangre y que estas muertes no sean en vano”.

La nicaragüense Ana Borges habló de la necesidad de orar en estos tiempos difíciles y en los que existe mucha conmoción para su país de origen.

“Nos hemos unido en oración por las personas que están en Nicaragua. Los que estamos en exilio apoyamos las causas de los jóvenes, apoyamos que Ortega salga del poder y estamos confiados que esto se va a solucionar sin que los estudiantes tengan que seguir pereciendo. Es duro ver llorar a esas madres por sus hijos, esto no lo merece Nicaragua, esta gente se tiene que ir”, expresó Borges, visiblemente afectada.

Piden por obispos

El padre Marcos Somarriba, de la iglesia Santa Agatha, hizo un llamado a orar por monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, y por la Iglesia católica, que aceptó servir de mediadora del diálogo que Daniel Ortega ha propuesto en un aparente intento de apaciguar la crisis que generó con las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social.

Lea: Nicaragüenses en Estados Unidos exigen la renuncia de Daniel Ortega por su represión sangrienta

El cardenal Leopoldo Brenes, monseñor Báez, monseñor Rolando Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa, y monseñor César Bosco Vivas Robelo, obispo de la Diócesis de León, serán quienes participen en el diálogo.

Durante las protestas en Nicaragua los connacionales radicados en Miami se han reunido seis veces para protestar contra el régimen de Ortega frente al consulado de Nicaragua en Miami y en el parque Rubén Darío.

Este sábado 28 de abril la comunidad nicaragüense protestó nuevamente frente al consulado de Miami y en las ciudades de Nueva York y Washington.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: