Cameruneses condenados por tráfico de migrantes siguen en Nicaragua

Los cameruneses Mary Atanga y Joseph Tchamani Magloire, condenados sin pruebas a dos años y seis meses de prisión por tráfico ilegal de migrantes, no han podido salir de Nicaragua

Los cameruneses Mary Frinwie Atanga y Joseph Tchamani Magloire, esperan una nueva resolución judicial respecto al cuerpo de Mbang Atanga. LAPRENSA/ARCHIVO

Los cameruneses Mary Atanga y Joseph Tchamani Magloire, condenados sin pruebas a dos años y seis meses de prisión por tráfico ilegal de migrantes, no han podido salir de Nicaragua, a pesar de que hay orden judicial de expulsión desde el mes pasado, según Alvaro Ramírez , abogado de la pareja.

El retraso se debe a que está pendiente que el juez Ernesto Rodríguez, titular del Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua aclare si el cadáver de Mvang Atanga, hijo de Mary Atanga, asesinado por el Ejército de Nicaragua en Rivas, será enterrado acá en Nicaragua o dejaran que su mamá lo creme y se lleve las cenizas.

Puede interesarle: Condenan y expulsan a cameruneses de Nicaragua

“Lo que pasa es que Migración interpreta de la sentencia judicial que entregarán el cuerpo del joven Atanga para enterrarlo acá en Nicaragua y nosotros lo que interpretamos es que dejarán que se lo lleve en cenizas porque trasladar un cuerpo hasta Bélgica es muy caro”, explicó el abogado.

El escrito de aclaración fue presentado la semana pasada en los juzgados de Managua por lo que aún están a la espera de resolución.

Le dispararon

Atanga era migrante irregular y viajaba junto a su hermana Azeh Maclaire y diez africanos más hacia Estados Unidos en busca del ansiado “sueño americano”. El 29 de septiembre de 2017, a las 3:20 de la madrugada, falleció Atanga después de recibir varios impactos de bala de parte de agentes del Ejército y la Policía.

Su madre Mary Frinwie Atanga vino junto a Joseph Tchamani Magloire el 4 de diciembre de 2017 a Nicaragua a reclamar el cadáver, pero lejos de recibir una explicación por la muerte de su hijo o al menos una disculpa de parte del Gobierno de Nicaragua, fue asediada y recluida en un hotel capitalino. Finalmente fue acusada en diciembre de 2017 y condenada en abril pasado.

Nicas condenados

En la misma sentencia de los cameruneses se condenó a 23 años de cárcel a los nicaragüenses Kiver Martínez, Yasser García y Byron Jarquín, a quienes también los acusaron de crimen organizado y homicidio frustrado, por ser quienes trasladaban en vehículos a los migrantes ilegales el día en que Mvang Atanga fue asesinado por agentes de la Policía y el Ejército en un ataque a ráfagas, según acusados, de manera desproporcional.

Vea además: Madre de camerunés muerto declara en juicio que agentes de migración la engañaron

Los vehículos no fueron llevados como prueba al juicio. Los cameruneses Mary Atanga y Joseph Tchamani Magloire permanecen en albergues de Migración y extranjería porque ahora su estatus migratorio es de ilegal.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: