Zona de Strikes: Real Madrid sufrió al extremo, pero está en la Final

El Real Madrid sobrevivió al acoso constante de un Bayern que lo atacó con todo, pero que no fue preciso en sus definiciones y quedó eliminado de la Final de la Liga de Campeones del futbol de Europa

Yanquis y Boston

Edgard Rodríguez C.

Cuando el duelo llegó el final y el Santiago Bernabéu fue cubierto por un estallido de júbilo, el Real Madrid aún tenía el susto en el cuerpo.

Atrás habían quedado más de 90 minutos de una fragorosa batalla, en la que el perdedor, el Bayern de Múnich, había desplegado todo su arsenal y su determinación con una majestad impresionante, llevando al extremo del sufrimiento al Madrid, que no sabía si sonreír o llorar.

Los alemanes aún tenían la mandíbula apretada, el corazón crispado y la mirada firme, tras un duelo de intenso oleaje, que sirvió también para apreciar la habilidad del equipo blanco, para caminar sobre un alambre sin caer, mientras sujetaba un empate 2-2 que lo envía a la final.

El futbol lo puso el Bayern que, con una agresividad temeraria, arrinconó constantemente a los merengues, jugó dentro de su área y no les prestó el balón. El Madrid puso el carácter, la serenidad bajo la tormenta y el olfato de Benzema para estar justo en el lugar correcto.

El Madrid también tuvo a Keylor Navas para mantenerse de pie, cuando el empuje alemán se pasó llevando lo que encontraba. Sin esos reflejos  felinos, esa elasticidad de balletista y el sentido del anticipo del arquero tico, el equipo español estaría pensando en la próxima liga. En lugar de eso, ahora piensa en Kiev.

Cristiano Ronaldo estuvo desaparecido, pero Benzema mantuvo el dedo en el disparador y logró el par de goles que hacen avanzar a los blancos. El primero sirvió para borrar la desventaja que causó el tanto de Kimmich, quien pescó un error de Sergio Ramos y lo convirtió en gol.

El segundo, conseguido tras una inexplicable falla del arquero Ulreich, en cuanto inició el segundo tiempo, permitió amortiguar el gol de James, que forzó un empate 2-2 y revistió de drama una batalla que se mantuvo al borde del abismo hasta el segundo final.

Enorme el mérito del Bayern, quien exhibió su personalidad, su peso histórico y también su futbol para hacer sufrir el entramado defensivo del Madrid, lo mismo que su medio campo, pero grande también el Madrid, que supo resistir y logró salir a flote a pesar de caminar al borde de la angustia hasta el pitazo final.

Sigue a Edgard Rodríguez C. en Twitter: @EdRod16 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: