«Nicaragua entera está de luto», asegura sacerdote de Jinotega

Pese a que el alcalde de Jinotega, Leónidas Centeno Rivera, canceló el asueto local, cientos de feligreses se reunieron para orar por la paz

Los jinoteganos se desbordaron en la peregrinación y misa por la paz, pese a que no se dio el día feriado. LA PRENSA/S.RUIZ

Pese a que el alcalde de Jinotega, Leónidas Centeno Rivera, canceló el asueto local un día antes de la peregrinación y misa en la Peña de la Cruz, cientos de feligreses se reunieron en la cúspide del cerro para orar por la paz y recordar a los nicaragüenses muertos durante las recientes protestas contra el Gobierno.

Esta peregrinación y misa han sido una tradición para los católicos desde hace más de veinte años y ha sido impulsada por monseñor Eliar Pineda, quien desde el domingo pasado en la misa por la paz realizada en la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles exhortó al Gobierno a retirarse de manera cívica para seguir evitando muertes.

También había agradecido al alcalde por acatar la sugerencia del obispo, monseñor Carlos Enrique Herrera de suspender las fiestas de mayo y sus actividades que implicaban el consumo de alcohol.

A pesar de la cancelación del asueto y de la falta de apoyo de la municipalidad, se consiguió un equipo de sonido que fue cargado por campesinos de Mancotal para llevarlo hasta el quiosco donde se realiza la misa en el cerro.

“Hemos convocado a la feligresía católica para celebrar la fiesta de la Santa Cruz; qué hermoso es estar todos aquí unidos como Iglesia celebrando esta eucaristía como una muestra enorme del amor que Dios nos tiene, muchas personas pensaban que no iba a venir gente, pero vean qué cantidad enorme, porque esta fuerza de Dios, de la juventud, la niñez y la vejez no la va a detener nadie aunque nos quiten el asueto todos los años, jamás dejaremos de celebrar esta eucaristía”, dijo Pineda.

Puede interesarle: Alcalde de Jinotega cancela asueto en vísperas de peregrinación

Para iniciar la jornada se rezó el santo rosario y se mencionó los nombres de los estudiantes, civiles y policías muertos.

“Por ahí me están diciendo que hable de Dios, pero esto también es hablar de Dios y al que le duela que se aguante, aquí está el pueblo de Dios y no podemos poner un bozal a la Iglesia, Nicaragua entera está de luto, reclamando justicia, salud y libertad. Hay personas que quieren que los sacerdotes solo recemos, pero los sacerdotes tienen que oler a oveja, estar con su pueblo y sentir el dolor de este pueblo que clama justicia, nosotros clamamos por justicia y ya sabemos quiénes son los asesinos de los jóvenes”, dijo monseñor Pineda.

Cientos de jóvenes y adultos llegaron por primera vez a esta peregrinación y homilía en el cerro dada la situación que atraviesa el país, tal es el caso de Cándido Ernesto Gutiérrez, originario de Pantasma, quien comentó que el deber como ciudadano era apoyar la democracia del país.

Lea también: Pantasma honrará a Álvaro Conrado

“Nosotros somos campesinos, pero eso no nos quita que no nos duela la situación porque somos padres, hermanos y amigos de chavalos que sí andan buscando un futuro mejor, no nos íbamos a quedar con los brazos cruzados y vamos a seguir apoyando a la Iglesia y a la justicia”, dijo Gutiérrez, quien además mencionó la preocupación por los sacerdotes que se han pronunciado en contra del Gobierno.

Monseñor Eliar Pineda comentó a LA PRENSA que el hecho que se suspendiera el asueto local en Jinotega le ha parecido una represión en contra del obispo monseñor Carlos Herrera, sin embargo se siente contento y satisfecho de ver la cantidad y calidad de las personas que han llegado este año. Después de la misa, jinoteganos ubicaron las banderas de la Iglesia católica y de Nicaragua en la cruz de la Peña.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: