Galería | Policía versus pueblo

La Policía Nacional arremetió con todo contra estudiantes y pobladores de Nicaragua entre el 18 y el 24 de abril. Estas son pruebas gráficas de su brutal represión, que dejó al menos 40 muertos

Las protestas en Managua comenzaron la tarde del 18 de abril, en el centro comercial Camino de Oriente. El descontento al inicio era por las reformas al Seguro Social, pero pronto fueron en contra de la brutalidad con la que la Policía Nacional y las turbas sandinistas arremetieron contra civiles y universidades.

Lea la historia: Álvaro Conrado, el niño mártir de las protestas en Nicaragua

Esta galería, con fotografías del fotoperiodista Jader Flores, de LA PRENSA, muestra la implicación policial y su complicidad con las fuerzas paramilitares sandinistas durante las protestas. Las imágenes fueron tomadas en la Universidad Nacional Agraria (UNA) el 19 de abril, en Ticuantepe el 20 de abril y en Managua, en las inmediaciones de la Universidad Politécnica (Upoli) el 21 del mismo mes.

 

El comisionado Juan Valle Valle, jefe de patrullas de la Policía Nacional, coordina fuerzas antimotines en las inmediaciones de la UNA. LA PRENSA / Jader Flores

 

Lea el reportaje: Los inolvidables de la masacre orteguista de abril

 

Resguardados con escudos, los antimotines disparaban con escopetas calibre 12 a los estudiantes refugiados en el recinto universitario. Se tiraron balas de goma y cartuchos llenos de balines. LA PRENSA / Jader Flores

 

Piedras contra fusiles. Ese era el balance de fuerzas entre el bando universitario y el bando policial. El 19 de abril comenzó el conteo de muertos en Nicaragua. En la mañana de ese día, en la UNA, al menos un estudiante perdió un ojo. LA PRENSA / Jader Flores

 

La oficial que aparece en la foto tenía cierta renuencia en reprimir a los jóvenes de la UNA. Es posible que la joven no tuviera mucha experiencia en combates o que simplemente desistió de la orden belicosa de sus jefes. Se estima que en esos días una cincuentena de oficiales fueron detenidos por no querer reprimir al pueblo. LA PRENSA / Jader Flores

 

Un joven de la UNA muestra su herida por bala de goma. Estos proyectiles tienen una función represiva en las fuerzas del orden público, pero dependiendo de dónde impacten, pueden ser letales. LA PRENSA / Jader Flores

 

Ticuantepe, 20 de abril. Un agente antimotín dispara su fusil AK47 en plena vía pública. Jader Flores, fotógrafo de LA PRENSA, constató que el enemigo de la Policía era aquí la población. En la punta el fusil tiene un dispositivo que le habilita para disparar granadas de gas lacrimógeno o de aturdimiento (luz y sonido), pero también se dispararon balas de plomo. LA PRENSA / Jader Flores

 

Las protestas comenzaron por reformas al Seguro Social. Una de ellas dictaba que los jubilados darían un cinco por ciento de su pensión al Seguro, y esto enojó mucho a la población. En esta imagen un señor de la tercera edad muestra una pancarta a antimotines en Ticuantepe que reza: “¡Viejos, pero no pendejos!” LA PRENSA / Jader Flores

 

Esta imagen evidencia la complicidad entre policías y paramilitares. Popularmente, a estos últimos se les conoce en Nicaragua como “turbas sandinistas”. Se trata de fuerzas de choque vestidos de civil con permiso de las autoridades hasta para matar. LA PRENSA / Jader Flores

 

Un miembro de las turbas sandinistas pasa al frente de un contingente de antimotines. En el dedo índice de su mano izquierda lleva restos de una botella de vidrio para cortar a alguien. LA PRENSA / Jader Flores

 

Una muestra de los cartuchos que dispararon las autoridades contra los nicaragüenses que defendían su derecho a protestar. En su mayoría se ven cartuchos de balas de goma y de balines. Los más pequeños son balas de salva, que se usan para impulsar las granadas de aturdimiento o de gas. LA PRENSA / Jader Flores

 

Esta escena de combate proviene del barrio Miguel Gutiérrez, cercano a la Upoli. Una decena de oficiales se protege con escudos de un joven que tiene una tiradora o hulera. LA PRENSA / Jader Flores

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: