¿Cómo potenciar las capacidades del niño? Sigue estos consejos

Todo padre de familia desea que su hijo siempre sea el mejor pero, ¿qué pasa cuando no es así? Sigue estos consejos para que el niño crezca pleno y feliz

Istockphoto

¿Se ha puesto a pensar por qué en vez de “meterle a la fuerza” las matemáticas a un niño aprovecha la capacidad o interés que tiene él por otra materia? Para que el niño desarrolle adecuadamente sus aptitudes los padres de familias deben tener presente que cada uno es diferente. Diferentes en la manera de aprender, pensar, sociabilizar y expresarse.

El error de muchos padres es olvidar las capacidades que tiene el niño y centrarse en sus debilidades. Lo importante es conocer a sus hijos, ayudarles a descubrir sus talentos y apoyarlos en el desarrollo del mismo.

“El primer actor en la educación de todo niño son los padres. Ellos son los responsables de velar por el desarrollo integral de sus hijos”, comparte la psicóloga Alba Roni.

De acuerdo con la especialista, un problema que puede afectar el desarrollo intelectual del niño es que los padres sigan el mismo patrón con el que ellos fueron educados. “Cuando los padres fueron educados con un estilo de crianzas determinado, ya sea autoritario, permisivo, democrático o indiferente, muchas veces repiten el patrón con sus hijos, porque es la manera en que saben que se educa, y creen que es la mejor manera, sin tomar en cuenta los cambios sociales, tecnológicos, ambientales con los que ahora se cuenta”, expresa Alba Roni.

Así que para ayudar al desarrollo del niño el padre deberá conocer y entender cuáles son las aptitudes y debilidades del pequeño. Y recuerde: los padres de familia son los guías para descubrir el potencial que tiene su hijo, no para moldearlo.

“Muchos padres cuando los niños o adolescentes no son como ellos quisieran, comienzan a empujarlos y forzarlos para que sean según sus deseos, creando en ellos resistencia y frustración. En vez de favorecer una buena comunicación y confianza, causan todo lo contrario”, se lamenta la psicóloga.

Ante la falta de una buena comunicación entre padre e hijo sobre este tema, podría desenlazar frases como: “Soy un idiota”, “No soy nada”, “No sirvo”, “No importa lo que hago, siempre defraudo a mis padres”.

Istockphoto

Descubrir

“Los padres deben estar atentos para conocer los intereses del niño así como sus respuestas que generalmente presentan ante las situaciones diversas. Todo ser humano nace con un temperamento: puede ser flemático, colérico, melancólico y sanguíneo. Esto significa que cada persona tiene un nivel de energía natural y particular”, explica la psicóloga Alba Roni.

Otra de las particularidades importantes a tomarse en cuenta en el desarrollo del ser humano son los tipos de inteligencias: lingüística, musical, matemática, espacial, cenestésica, interpersonal, intrapersonal, naturalista. Hay niños con inteligencias que no precisamente son las que tienen los padres, o las que el padre desearía, pero es importante identificarla y estimularla, para hacer de ellos personas plenas y felices.

Lea también:

Apoyar

Una vez identificados los potenciales, lo segundo que debe hacer es buscar alternativas “siempre con la participación del niño o adolescente en cualquier toma de decisiones que tenga que ver con él. Por ejemplo: un niño con una inteligencia artística el padre querrá inscribirlo en clases de arte, pero primero debe tomar en cuenta la opinión y el deseo del menor, esto le hará sentir al niño que él va tomando la responsabilidad de su propia vida.

Tome en cuenta

  1. No todos los niños son iguales.
  2. Necesitamos estimular siempre la autoestima, potencialidades, talentos, dones, inteligencia y desarrollo integral de nuestros hijos.
  3. Su hijo no tiene que ser educado a como lo educaron a usted, lo que pudo ser bueno para usted, puede que no lo sea para su hijo.
  4. Nuestra prioridad en la vida es tener hijos felices, no hijos perfectos. Porque perfectos ya lo son y nuestra misión como padre ahora es hacer de ellos personas felices.
  5. La mejor manera de saber si hemos sido buenos padres, es cuando hacemos de nuestros hijos personas independientes y responsables de sus decisiones, pero sobre todo, plenos y felices.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: