Vicepresidente de Estados Unidos cuestiona tiranía y represión en Nicaragua

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, denunció que "el represivo gobierno de Ortega ha respondido con fuerza letal" a las manifestaciones en su contra

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence. LA PRENSA/EFE/archivo

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, denunció este lunes la “oscura nube de tiranía” que pesa sobre los ciudadanos de Cuba, Venezuela y Nicaragua. Pence dijo en español: “¡Que viva Cuba libre!” y condenó la represión en Nicaragua y Venezuela en un discurso ante la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“En Nicaragua, cientos de miles de personas tomaron las calles para exigir reformas a su estado socialista. Pero el represivo gobierno de Ortega ha respondido con fuerza letal”, condenó Pence.
Asimismo, el vicemandatario explicó que los gobernantes cubanos nunca se han contentado con sofocar la libertad de su propio pueblo, denunciando que “el régimen ha intentado exportar su cansada ideología a toda la región y, hoy, las semillas de la tiranía cubana están dando sus frutos en Nicaragua y Venezuela”, denunció el vicepresidente estadounidense.

Además: Estudiantes exigen la salida de los dirigentes de la UNEN en las universidades públicas

El funcionario de la Casa Blanca fue duro con la situación que vive Venezuela bajo el régimen de Nicolás Maduro. “Ha llegado el momento de promulgar restricciones de visas que impidan que los líderes de Venezuela entren a sus naciones”, anunció Pence.

La noche del domingo 6 de mayo, en el municipio de Catarina, en el departamento de Masaya, el régimen de Daniel Ortega reprimió a la población con agentes policiales y paramilitares.
LA PRENSA/ O. NAVARRETE

Lanzan SOS por Nicaragua en audiencia de la CIDH

En una forma inusual una audiencia temática en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) fue utilizada por activistas de derechos humanos para referirse a la situación de represión que sufre Nicaragua. Fue durante el 168 período de sesiones de la CIDH que se desarrolla en República Dominicana, donde fue abordado el tema de Industrias extractivas y criminalización de defensores ambientalistas.

A la misma asistieron los secretarios ejecutivos de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Marcos Carmona y Álvaro Leiva Sánchez, respectivamente, donde el representante de una de las organizaciones asistentes, la Fundación del Debido Proceso, cedió su tiempo. Y fue Carmona el que utilizó cinco minutos para lanzar “un SOS por Nicaragua”.

El presidente de la audiencia, Luis Ernesto Vargas, explicó que aunque no es común salirse del tema para lo cual fue solicitada la audiencia, lo hacen por la coyuntura del país. Una vez más el Estado de Nicaragua no compareció y el embajador Luis Alvarado se limitó a enviar por escrito a Washington la versión de Estado.

Lea más: CIDH debe investigar masacre en Nicaragua, según gobierno de Estados Unidos

Vargas expresó que “la silla vacía es muy elocuente”, pues se ha menospreciado la audiencia por parte del Estado, por lo cual el presidente de la audiencia prefirió abstenerse de hacer comentarios al escrito enviado.

El comisionado Francisco Eguiguren Praeli cuestionó la inasistencia del Estado de Nicaragua y según dijo, “es tiempo de dejar en claro que los Estados que son parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) tienen el deber de asistir a estas actividades que son notificadas con la debida anticipación”.

Luto por Nicaragua

En el tiempo concedido a Carmona este expresó que Nicaragua “está de luto” producto de una masacre realizada por la Policía Nacional con grupos paramilitares respaldados por el Gobierno. Momentos antes los peticionarios habían solicitado a los comisionados guardar un minuto de silencio por las víctimas de la represión en Nicaragua.

Carmona denunció que la CPDH ya tienen confirmados 58 muertos y al incluir el nombre de Kevin Dávila López, ocurrida la noche del domingo en un hospital capitalino, suman 59 fallecidos, en su mayoría, por impactos de bala de fusil AK-47 o armas cortas calibre 9 milímetro, lo que demuestra que la orden era matar.

CIDH recibe información

Marcos Carmona, de la CPDH, denunció ante la CIDH, que muchas de estas víctimas pudieron salvarse si el personal médico de hospitales públicos no se hubiera negado a brindar la atención requerida.

La comisionada especial para Nicaragua, Antonia Urrejola, agradeció la información proporcionada por Carmona; no obstante, aunque dijo que no era el objeto de la audiencia, resaltó la importancia que significa para ellos recibir información actualizada sobre Nicaragua”. La CIDH ha ubicado “una Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada, un sistema de acompañamiento permanente en que todos los mecanismos de la comisión están pendientes de Nicaragua”, expresó Urrejola.