Carlos Mejía Godoy: Quiero cantarle a los muchachos, abrazarlos y decirles que estamos con ellos

Ante lo ocurrido en las protestas del pasado abril, don Carlitos —como le gusta que lo llamen— ha vuelto a recordar sus años de músico revolucionario y se ha dejado llevar por la “valentía, dignidad y amor” de los jóvenes para componer un par de canciones

Carlos Mejía

Cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy. LA PRENSA/Archivo

Carlos Mejía jamás pensó que volvería a suceder otra tragedia estudiantil —como la ocurrida en León en 1959— y a escribir canciones sobre ese tema. “Nunca me imaginé que en Nicaragua iba a haber otra masacre con estudiantes desarmados”, lamenta el cantautor.

Pero ante lo ocurrido en las protestas del pasado abril, don Carlitos —como le gusta que lo llamen— ha vuelto a recordar sus años de músico revolucionario y se ha dejado llevar por la “valentía, dignidad y amor” de los jóvenes para componer un par de canciones.

“Nosotros (Carlos y Luis Enrique Mejía) estamos escribiendo canciones muy dolorosas pero al mismo tiempo con un mensaje de esperanza, porque creo que de esto tiene que venir una nueva era de bonanza, no solo económica, sino también moral, una revolución del amor”, expresa el autor de Nicaragua Nicaragüita.

“Soprendido cómo se han venido desencadenando las canciones sin forzarlas. Cada testimonio, cada imagen que vemos en la televisión nos llena de estupor, rabia e impotencia, pero a la misma vez de optimismo porque pensamos que esta sangre derramada, esta sangre sacrosanta no va a ser en vano”, destaca.

Carlos Mejía compartió que a finales de esta semana tendrá listas las grabaciones de las canciones Jóvenes de abril, Soy Alvarito Conrado, La Domitila Ñurinda y una adaptación del tema dedicado a los mártires del 23 de julio de 1959. Estará acompañado de Los de Palacagüina.

Con un corazón joven

A pesar de tener 75 años, don Carlos Mejía no piensa en jubilarse. Dice que es mejor hablar de destino, y no de un fin. Su misión como artista solo es una: cantar por y para el pueblo. «La brecha que nos han abierto estos muchachos ha vuelto a llenarnos de juventud», expresa.

«Me falta tiempo. Quisiera no poder dormir para ir sacando todo ese arsenal de cosas que se van acumulando en el corazón. Tengo apuntes para muchas canciones. Cada situación me inspira algo y yo lo apunto», confiesa el cantante originario de Somoto.

Aplaude la «ideología del amor» de los jóvenes

Carlos Mejía quisiera pasar un momento con los estudiantes y poder intercambiar ideas, anécdotas y opiniones. Todo eso, con la admiración que se han ganado los jóvenes.

 

«Yo quiero cantarles a los muchachos. Quiero abrazarlos y decirles que estamos con ellos».

«Esa es la generación fresca que no está vinculada con un partido. Es la ideología del amor, de la esperanza, no importa si son de izquierda o derecha, estos muchachos han venido a cambiar no solo la historia sino hasta el lenguaje. ¿Qué van a venir a decirles a estos muchachos? ¿Que son de izquierda, derecha o de centro? ¡No! No hay etiquetas. Ellos solo tienen una que se llama dignidad», señala.

Los actos heroicos que han protagonizado los universitarios ha hecho que don Carlos rebobine el casete de su vida y lo ubiquen en 1979: huyendo, cantando y luchando: «Estos estudiantes me han hecho recordar mis primeros tiempos cuando yo iba con el Frente Estudiantil Revolucionario a cantar aquellas canciones que no podía hacerlo por la radio, porque eran censuradas. Estuve preso por cantar esas cosas… ¿Qué hice? Meterme a las parroquias y cantar la Misa Campesina o irme al Frente Estudiantil Revolucionario de la UNAN».

Ver cómo encarcelaban y torturaban a estudiantes fue lo que «forjó ese canto, porque miré morir a esos jóvenes».

Ahora, “esta revolución del amor, le llamo yo, y que protagonizan estos muchachos, ha vuelto a desencadenar en nosotros el deseo de escribir estas canciones que creíamos jamás volveríamos a hacer. Estamos felices e identificados con ellos y a través de esta entrevista les mando un abrazo fuerte, no paternal, sino fraternal, para sentirme de la misma edad de ellos, con ese mismo coraje y entusiasmo”, concluye Carlos Mejía Godoy.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: