UNEN debe democratizarse, considera el catedrático Ernesto Medina

Estudiantes de las universidades públicas quieren nuevas elecciones de la Unión Nacional de Estudiantes Universitarios, ya que las actuales no los representan

Los estudiantes de las universidades públicas en Managua y otros departamentos iniciaron este lunes plantones y protestas para demandar la renuncia de las autoridades de UNEN. LA PRENSA/EFE

Aunque la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) nació como un movimiento en defensa de los universitarios, ahora, estos no lo reconocen como tal, por ello, la solución es la democratización del movimiento, consideró el rector de la Universidad Americana (UAM), Ernesto Medina.

Según la Ley de Autonomía de las Instituciones de Educación Superior, Ley 89, la UNEN tiene representación ante el Consejo Universitario, que es el máximo órgano de gobierno de la Universidad, en el que participa a través de su presidente según cada casa de estudios. Asimismo, también esta presente en la Asamblea General Universitaria y los Consejos de Facultad. Es, por lo menos en papel, la voz de los estudiantes ante las autoridades.

No obstante, la UNEN que luchaba por las injusticias de los jóvenes ha quedado en recuerdos. Para el exrector Carlos Tünnermann, después del 19 de abril en Nicaragua y en las universidades ya nada es igual. Esa semana, los universitarios fueron masacrados por fuerzas militares y paramilitares, ante esto, UNEN brilló por su ausencia.

Para Tünnermann, “ya nació el nuevo movimiento”, y fueron “las torpezas cometidas por el Gobierno (las que) hicieron despertar esa conciencia juvenil y esa conciencia universitaria”, expresó.

Asimismo, explicó que “ahora las universidades son centros donde los estudiantes tienen un pensamiento independiente, y lo están ejerciendo. Es decir, se creía que los estudiantes estaban adormecidos, que estaban indiferentes, pero ya demostraron que no, que han tomado conciencia de los problema del país (…)”.

Lea también: Universitarios rechazan la influencia del FSLN en UNEN 

Medina también explicó que el problema con UNEN es que se convirtió en un movimiento de “funcionarios pagados”, es decir, que no tenían “ningún amor a la universidad, sino que están allí por el dinero y por las alianzas con el partido”, en referencia a los lazos con el Gobierno Sandinista.

Se tiene que volver a la democracia estudiantil, insiste Medina, lo que implicaría que existan tanto movimientos como los mismos universitarios decidan. Para el catedrático “pretender que todos-los estudiantes- estén bajo la misma camisa o pensando lo mismo ha sido un error muy grande, que ya debe ser superado”, explicó.

Medina mantiene que UNEN no tiene porque ser la única organización estudiantil, aunque legalmente así quedó establecido. Sin embargo, la legitimidad de esta ante la masa universitaria se vino a pique. “Creo que UNEN como tal, ya perdió toditita legitimidad desde el momento que ha sido cómplice de la masacre que ocurrió a partir del 19 de abril. Ellos fueron parte de las fuerzas de choque, ellos encubrieron, ellos sacaron a los muchachos de las universidades para que los golpearan las fuerzas represivas que estaban ahí, por lo tanto, yo creo que han perdido cualquier derecho para representar a los estudiantes”.

Lea además: Universitarios exigen la salida de UNEN 

Este movimiento tiene que pasar por un proceso de democracia interna, que sean los estudiantes los que decidan quiénes los representan y cómo lo hacen, sugirió.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: