Instituciones del Gobierno se disfrazan de azul y blanco para pedir por «la paz»

Unos entes estatales han cubierto en la parte superior de sus portones y paredes con banderas de Nicaragua y otros han retirado la propaganda de FSLN

Así lucen las actuales instalaciones del Ministerio de Economía Familiar, bajo la nueva línea gráfica del Gobierno, que aboga por una supuesta paz. LAPRENSA/CARLOS VALLE

La bandera de Nicaragua que se ha convertido en el símbolo de la protesta estudiantil y de la sociedad civil en contra de la represión orteguista, ahora también es utilizada por el Gobierno, que ha ordenado que algunas de las instituciones del Estado sean pintadas con mensajes alusivos a la paz y se instalen pequeñas banderas alrededor de sus infraestructuras.

El Ministerio del Trabajo de Nicaragua (Mitrab) y el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correo (Telcor) son dos de los entes estatales que han cubierto en la parte superior de sus portones y paredes con banderas de  Nicaragua. Asimismo, en el edificio de la Fiscalía, del Ministerio Público de Nicaragua retiraron la propaganda del Gobierno sandinista, que se caracteriza por colores llamativos como el rosado y el amarillo.

En otras instituciones como el Ministerio de Economía Familiar (Mefcca), pintaron toda la fachada en azul y blanco. El mensaje expuesto es «Queremos la paz, amor a Nicaragua», este es el mismo que se ha repetido en diversas pancartas y camisetas que el Gobierno ha impuesto a los trabajadores del Estado, quienes han regresado a las rotondas para pedir «la paz».

Lea también: Gobierno de Nicaragua mantiene bloqueo de Internet en parques públicos 

El Gobierno también utiliza los colores de la bandera a su propia conveniencia. Piden la paz, pero sigue la represión en las calles, asegura la población.
LAPRENSA/CARLOS VALLE

No obstante, el mensaje que emite el Gobierno ha sido duramente cuestionado por la población, ya que no ha parado la represión a las manifestaciones pacíficas. Las de esta semana iniciaron en Catarina y Niquinohomo, donde fuerzas regulares y paramilitares atacaron a jóvenes azul y blanco que deseaban llegar a la cuna de Sandino, donde, en horas de la tarde del pasado domingo, un grupo de simpatizantes del Gobierno había pintado en rojinegro un monumento en honor al General Sandino.

La semana pasada hubo otro despliegue policial que bloqueó una marcha pacífica de universitarios autoconvocados, quienes deseaban llegar a la Asamblea Nacional para expresar que estaban en contra de la conformación de la Comisión Porras. Las fuerzas policiales superaban en triple a los protestantes.

Pese a que el Gobierno exprese en sus mensajes azul y blanco que quiere la paz, en la realidad, lo que la población sigue demandando es que lo demuestren, por medio del respeto el derecho a la libre manifestación y que no haya  más represión; ni física ni judicial. 

Lea además: Daños de represión son incontables 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: